Tras el 29 de Marzo ¿Qué?

29 marzo 2012 | Categorías: Opinión | |

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía

Habría que ser conscientes no solo de las dificultades que conlleva organizar y montar una huelga general con todo en contra, sino también de otros factores que podemos comentar a continuación.

En primer lugar, el ataque de los medios de comunicación, todos ellos en manos de grandes empresas, bancos y del gobierno, por lo que el mensaje que la población de forma mayoritaria percibe es negativo, excepto en la red, aunque hay que tener en cuenta  dos factores negativos: la presencia muy activa de medios virtuales de extrema derecha y liberales en la misma y, además, la tremenda brecha digital existente, que hace que millones de personas no puedan acceder a nuestra contra-información.

En segundo lugar, la ausencia de la izquierda en muchos barrios populares así como de estructuras organizadas de carácter social, organizativo popular o sindical. La izquierda digamos “consciente”, está alejada de la gente excepto en algunos casos y, encima, ha abandonado la pedagogía popular. Ya no hay estructuras fijas de educación popular, excepto en casos muy concretos y no generalizados.

En tercer lugar, el miedo. El miedo al amo. El miedo al despido, con una reforma laboral ya en marcha y, por tanto, perfectamente aplicable el día 29 y, sobre todo, el 30. El miedo a los de arriba y el miedo al futuro de mentes colonizadas por la televisión basura y el fascismo cotidiano de los poderosos, de los ricos, de las autoritarias derechas del estado español.

En cuarto lugar, nuestra propia división. Nuestro ajustes de cuentas internos. Las divisiones sindicales. El derecho de algunos visionarios o mesías a decir lo que es correctamente de izquierdas o no. Los guardianes de la ortodoxia. También las y los pactistas a  cualquier precio. Los burócratas. Sindicalistas que ya han perdido la capacidad de jugarse el tipo en un piquete o que sencillamente a fuerza de negociarlo todo, han perdido la capacidad de saber organizar una huelga general, en condiciones duras y adversas. Los desconfiados de todo. Las y los nuevos burócratas de la no burocracia. Las manías de buscar la diferencia de forma infantil y ridícula, cuando enfrente tenemos a un enemigo común, cruel y estafador, gansteril y fascista que no nos distingue y para el que todas y todos somos sus enemigos de clase.

Aquí y ahora, el bloque crítico somos todos. Todas y todos estamos contra la contra-reforma laboral, contra la fiscalidad injusta y favorable a ricos y bancos que justifica recortes sociales para los de abajo, al objeto de enriquecerse aún más los de arriba y consolidar su poder.

Tras el 29 el éxito será que salga bien la huelga. Nos fortalezca,  nos conozcamos mejor y seamos capaces de organizarnos mejor. También que logremos que nadie juegue a nuestra costa ni con nuestro sacrificio. Esta huelga es de todas y todos los hartos y estafados, las indignadas, paradas, despedidas y explotados.

El capitalismo financiarizado que nos domina, ha roto el pacto social. Está dispuesto a liquidar el estado del bienestar. Esa es su agenda real. Los capitalistas, que esos sí son el enemigo real y los que detentan el poder, no van a ceder. A ellos les sobra ya el Estado tal y como lo conocemos. Así, pues, en fase de derribo el estado del bienestar sobran miles de funcionarios y funcionarias que trabajan en servicios de tipo social y de atención ciudadana. Recordad, el estado liberal solo necesita policías, soldados, jueces y recaudadores, amen de algún ujier o fedatario.

Así pues, tras el 29, lo que hay que analizar, es a qué nos enfrentamos y dejarnos de espejismos. Olvidarnos de lo que fue. Construir lo que será. Por tanto, entiendo que necesitamos una amplia convergencia socio-política que se enfrente a esta situación de emergencia y logre impulsar una revolución ciudadana, como la que ahora en Franci, propone Melenchón, el socialista de izquierdas, candidato de la izquierda francesa en el Front de Gauche.

Una revolución ciudadana que rescate la soberanía popular y que logre impulsar la justicia y el reparto. El reparto y una vida digna para todas y todos.

Olvidémonos del Pacto Social de la postguerra y de los 60/80 del siglo pasado. Eso ya ha finiquitado y es la burguesía, el nuevo y criminal poder financiero, la derecha, los que no lo quieren, los que conscientemente en una clara y desigual lucha de clases nos han impuesto ya esta situación, para la que han contado con cómplices, si, demasiados. Pero no es la hora de las vendettas. Es la hora de saber dónde está cada cual y eso el día 30 de Marzo estará más claro.

Publicado en Crónica Popular

 

ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Síguenos

Sigue nuestro feed Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

A la calle sin miedo

 


 

Pensiones

Campañas


Blogosfera ATTAC

Consejo científico

Vicenç Navarro
Vicenç Navarro
  • No post
  • Juan Torres Lopez
    Ganas de EscribirJuan Torres Lopez
    Juan H. Vigueras
    La Europa Opaca de las FinanzasJuan H. Vigueras
    Alberto Garzon
    Pijus EconomicusAlberto Garzon
  • No post
  • Gustavo Duch
    PALABRE-ANDO. Porque contar es otra forma de caminarGustavo Duch
    Julio C. Gambina
    Notas y artículos de análisis sobre la actualidad político-económica.Julio C. Gambina
    Carmen Castro
    Constructora de otros dos mundosCarmen Castro

    Comité de apoyo

    Rosa Maria Artal
    El periscopioRosa Maria Artal
    Federico Mayor Zaragoza
    La fuerza de la palabraFederico Mayor Zaragoza

    Otros blogueros

    Antonio Fuertes
    Res pública globalAntonio Fuertes
    Carlos Sanchez Mato
    Economía para críticos e indignados Carlos Sanchez Mato
    Carlos Martinez
    Portuario en ExcedenciaCarlos Martinez
  • No post
  • Chema Tante
    La casa de mi tíaChema Tante

    Aquí hablamos de...

    Archivo