Más sobre la crisis de la socialdemocracia europea

7 mayo 2017 | Categorías: Estatal, Opinión, Unión Europea | |

Carlos Martínez - Consejo Científico de ATTAC España

El resultado de las elecciones presidenciales francesas está suponiendo un nuevo aluvión de especulaciones sobre la socialdemocracia europea y su crisis. Sus crisis diría yo, aunque añadiría, “La crisis de la izquierda”, porque al final en Francia la pelea era sobre todo por quien lideraba la izquierda, no sobre quién podía conseguir la presidencia, se diga lo que se diga ahora.

Veamos que puede estar ocurriendo sin pretender tener la verdad, sino solo mi percepción y análisis, fruto también de mi propia experiencia personal y militancia socialista activa.

Lo primero que hay que tener claro es que los partidos socialistas y socialdemócratas, son los partidos obreros iniciales que surgen de la I Internacional y conforman el movimiento obrero en sus orígenes y siguen siendo los partidos mayoritarios de la clase en muchos países, en sus diferentes variantes. En segundo lugar los partidos comunistas que surgen tras la Revolución de Octubre de 1917 son en muchos casos, escisiones de los partidos socialistas, que en esa época seguían siendo los partidos obreros por antonomasia y marxistas.

El leninismo es el que rompe la interpretación marxista de Berstein, de la acción política de los partidos de clase. La vía revolucionario por un lado y la vía gradualista por otro. Aunque los partidos comunistas en Europa muy pronto entran también en el espacio electoral y parlamentario excepto en la URSS y hasta 1989 en el este de Europa gobernada por comunistas en gran parte gracias a los avances del Ejército Rojo al final la segunda guerra mundial.

A partir de ese momento como no hay peor cuña que la de la misma madera, se abre una brecha en algunos casos muy profunda entre socialistas y comunistas pro-URSS que les lleva a entorpecerse mutuamente. También hay muchos periodos y ejemplos de colaboración mutua y coaliciones, por lo que se puede afirmar La única diferencia en occidente, siendo sinceros y despojados de la parafernalia de la guerra fría fue nominal y discursiva, dado que no gobernaron y por tanto es difícil sopesar su trabajo, excepto en Chipre, donde si han gobernado los comunistas y la verdad… Por tanto hay que analizar la política y sus hechos, así como su relación con el liberalismo o la democracia cristiana, que en ambos casos la hubo.

La gran aportación práctica de la socialdemocracia es el estado del bienestar y en el norte de Europa los logros en Suecia, Noruega y en menos medida en Gran Bretaña y Alemania.

Tal vez sería muy interesante de forma desapasionada ver que logros por ejemplo en calidad de vida logran las clases trabajadoras de Suecia y Holanda o las de Rusia y Bulgaria por ejemplo. Yo sé que esto a los comunistas les suele enfadar, casi tanto como cuando los socialistas reivindicamos a Kaustky y cómo ni lo han leído ni lo conocen dicen sobre él una sarta de lugares comunes.

¿Bien, que problema para atajar, tiene el socialismo democrático hoy? Pues muy sencillo y por poner un ejemplo práctico: que con sus actuales élites socioliberales el programa laborista británico de 1945 serían incapaces no de llevarlo a cabo, sino de ni siquiera llevarlo en el papel. Esa es la falta de ideas y valores, además de valentía para implementar algo diferente a lo que el sistema y los banqueros permitan. Su implicación en el sistema les lleva a ser parte del mismo.

Por tanto no saldrán del atolladero sino vuelven a ser socialdemócratas ¿Pero porque no vuelven a ser socialistas al menos en su acción, porqué de socialistas están llenos esos partidos? Pues porqué sus élites trabajan para el poder financiero, para apoyar el sistema, ni siquiera corregirlo y para el poder político conservador y en ocasiones, según el presidente de turno, para el Departamento de Estado de los EE.UU y esto que puede parecer un cuento demagógico, es la verdad.

¿Qué ocurre en la actualidad cuando un partido socialista se escora a la izquierda? Pues muy sencillo, el sistema lo desestabiliza o lo ridiculiza o ambas cosas a la vez. Todas las fuerzas del sistema se conjuran para derrotar a quien resulta que es un socialdemócrata cabal, incluso favoreciendo a fuerzas supuestamente más radicales.

El ninguneo de Hamond y su ridiculización por parte del establishment y su prensa, no solo en Francia. Los ataques contra Corbyn y el intento de laminarlo, fracasado hasta ahora, si bien con la esperanza que todas las fuerzas mediáticas y políticas del sistema tienen puesta en que pierda las elecciones –Corbyn- y se liquide el laborismo en la izquierda. Esto solo es comparable al golpe de estado que sufrió Pedro Sánchez los esfuerzos que se están haciendo por que no triunfe y si lo hace, ya deben estar preparando su plan B al objeto de doblegar él no es no, por lo que recomiendo a las bravas bases socialistas del PSOE a que están muy vigilantes. Lo cierto es que a Hamond lo pusieron las bases; a Corbyn le han defendido las bases y a Pedro Sánchez la revolución de las bases lo puede volver a situar en la secretaría general muy probablemente. Si gana y es muy posible, todo a diestra y siniestra se conjugará contra él. A nadie del establishment y de otras fuerzas de “progreso”, les interesa un PSOE a la izquierda.

El gran problema de la socialdemocracia es que desde el Bad Gosberg alemán comienza a desclasarse y ese es el inicio de sus crisis y renuncias. Que personajes como Felipe González, Blair o Srroeder deslocalicen a sus partidos del socialismo y los convierten en partidos del régimen.

La única solución es recuperar los valores y volver a enfrentarse con valentía y claridad a las imposiciones de la Unión Europea neoliberal y exterminadora de lo público y los derechos sociales. Devolver la ilusión a la clase trabajadora de que esto puede cambiar y convertirse en partidos independientes del poder financiero y del estado. Eso, o su progresiva aunque no tan lenta desaparición. En cualquier caso ya están surgiendo fuerzas socialistas autónomas y de izquierdas, en toda Europa. Ahora lo prioritario es reorganizar las fuerzas del Trabajo y recuperar el socialismo.

Politólogo y del secretariado de Alternativa Socialista y de SOCIALISTAS

ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Síguenos

Sigue nuestro feed Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Contacta
Canal de Telegram

ATTAC TV

Economía para la ciudadanía

Campañas

Díptico TTIP

 


 

ILP Renta Básica


Libros recomendados:

A la calle sin miedo

 


 

Pensiones

Blogosfera ATTAC

Consejo científico

Juan Torres Lopez
Ganas de EscribirJuan Torres Lopez
Juan H. Vigueras
La Europa Opaca de las FinanzasJuan H. Vigueras
Alberto Garzon
Pijus EconomicusAlberto Garzon
Gustavo Duch
PALABRE-ANDO. Porque contar es otra forma de caminarGustavo Duch
Julio C. Gambina
Notas y artículos de análisis sobre la actualidad político-económica.Julio C. Gambina
Carmen Castro
Constructora de otros dos mundosCarmen Castro

Comité de apoyo

Rosa Maria Artal
El periscopioRosa Maria Artal
Federico Mayor Zaragoza
La fuerza de la palabraFederico Mayor Zaragoza

Otros blogueros

Carlos Sanchez Mato
Economía para críticos e indignados Carlos Sanchez Mato
Carlos Martinez
Portuario en ExcedenciaCarlos Martinez
Chema Tante
La casa de mi tíaChema Tante

Aquí hablamos de...

Archivo