ATTAC España https://www.attac.es Justicia económica global Tue, 12 Dec 2017 08:00:07 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=3.7.1 “Es un hecho inédito y muy grave” https://www.attac.es/2017/12/12/es-un-hecho-inedito-y-muy-grave/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=es-un-hecho-inedito-y-muy-grave https://www.attac.es/2017/12/12/es-un-hecho-inedito-y-muy-grave/#comments Tue, 12 Dec 2017 08:00:07 +0000 https://www.attac.es/?p=48300 Entrevista a Bernard Cassen, fundador y presidente honorario de ATTAC – Página/12

El presidente de la asociación que busca poner un impuesto a las transacciones financieras está indignado con Macri por las restricciones y las deportaciones. “Nuestro combate fue siempre pacífico”, dijo.

Por Martín Granovsky

Ex director general de Le Monde Diplomatique, Bernard Cassen es el presidente honorario de ATTAC, sigla de la Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana. El propio Cassen la fundó en 1998 junto con su colega el periodista Ignacio Ramonet. Ni Cassen ni Ramonet se dedicaron jamás a lanzar arpones contra vallas policiales ni a levantar adoquines en las cumbres globales para arrojárselos a las fuerzas de seguridad. De ahí el asombro manifestado a PáginaI12 por Cassen ante la deportación de los delegados de todo el mundo.

El periodista francés mantuvo una conversación telefónica con este diario a las cuatro de la tarde del domingo parisino, las 12 del mediodía en la Argentina. Justo cuando el Gobierno comenzaba a revisar algunos casos después de notar que el conflicto diplomático con Noruega podía agudizarse y ampliarse a otros países. Tarde, porque la mayoría de los que reciban su permiso se habrán perdido como mínimo la Declaración Presidencial de Buenos Aires, un documento latinoamericano que coincidió en “la importancia de preservar y fortalecer” el sistema multilateral de comercio.

–¿ATTAC apoya las formas violentas de protesta?

–Nunca. Nuestro combate siempre fue pacífico. El Presidente Mauricio Macri deportó expertos y activistas a partir de una base falsa. Yo mismo estuve varias veces en la Argentina sin ningún problema.

–¿Cuándo fue la primera vez?

–En 1971.

–No había ATTAC en el mundo ni democracia en la Argentina.

–No, claro. Mire, en muchas cumbres hay grupos violentos. Los black bloc, por ejemplo, que actúan en Francia o en otros países. La típica imagen de los que usan la táctica de vestirse de negro y realizar acciones duras en medio de protestas contra la globalización. ATTAC nunca los apoyó. Macri cometió un acto ilegal, escandaloso, que revela un total desconocimiento de la política internacional. Es raro, ¿no? En París hubo actos violentos en las manifestaciones que organizamos recientemente contra la reforma que busca la flexibilización laboral. Pero los violentos no eran los manifestantes ni los dirigentes sindicales. Y a veces sucede que para la misma policía es difícil manejar a esos grupos pequeños. Los que no pudieron entrar a la Argentina ya estaban acreditados ante la OMC. O sea que el Gobierno argentino impidió la libre circulación de las personas. Un hecho inédito en este tipo de cumbres. Contraproducente para el Gobierno, a menos que busque algo. Qué busca, deben analizarlo los argentinos. Pero lo que pasó es muy grave y fue registrado por todos los medios de Europa y del mundo.

Origen

En la charla con PáginaI12 Cassen relató que decidieron fundar ATTAC hace 20 años, en medio de una de las grandes crisis financieras de los años ‘90, la de Asia.

–¿Justo cuando cayó la moneda tailandesa en julio de 1997?

–Ése fue el síntoma. Se trató de una crisis que arrastró a las economías asiáticas, primero, y luego se expandió por todo el mundo. Con Ignacio (Ramonet) seguíamos el tema en detalle desde “Le Monde Diplomatique”. Al año siguiente ATTAC empezó a funcionar. Nuestro objetivo era desarmar el peligroso mecanismo que se había generado. Pensamos que una de las formas era ponerles un impuesto a las transacciones financieras. La Tasa Tobin.

–¿Qué peligro querían desarmar, exactamente?

–La libertad total de circulación de todo tipo de capitales impulsada por los países centrales como parte del proceso de mundialización.

–¿La Organización Mundial de Comercio es uno de los ámbitos de esa globalización?

–Sí, por supuesto. Siempre participamos en las reuniones convocadas cada vez que había una cumbre de la OMC, con expertos en economía internacional o en foros paralelos. Nuestra tesis venía de una constatación: en la masa del capital que circula en el mundo solo una pequeña parte se dedica al comercio. La mayoría de esa masa se destina a la especulación. Y la situación es cada vez peor, por el apogeo de las sociedades offshore.

–¿Peor en cantidad o peor debido a la profundidad del daño que producen las sociedades registradas fuera de cada país?

–En los dos sentidos. No más del 4 o 5 por ciento de la gigantesca cantidad de dólares que circula libremente por el planeta es fruto de transacciones comerciales. James Tobin era un liberal que quería facilitar el comercio en el mundo. Ganó el Nobel de Economía. A nosotros nos preocupa más reducir los cimbronazos financieros y la especulación para usar el dinero en salud, en educación, en programas sociales que reduzcan la desigualdad y la pobreza, en el cuidado de la ecología.

Editorial

“Desarmar los mercados” se llamó, justamente, el editorial que publicó Ramonet en Le Monde Diplomatique en diciembre de 1997. Al final se preguntaba si no había llegado el momento de fundar una asociación civil a escala planetaria.

La Tasa Tobin sería uno de los instrumentos propuestos. Tobin, un norteamericano nacido en 1918 y muerto en 2002, Nobel de Economía en 1971, era un liberal que quería evitar las guerras cambiarias para que no dañasen el comercio. A Ramonet y a Cassen su idea de impuesto a las transacciones les resultaba interesante por el carácter práctico. Pero la meta era más amplia: en palabras de Cassen, como “un impuesto mundial en favor de la solidaridad”. A Tobin no le gustaba lo que pensaban Cassen y Ramonet. Se los dijo. Por eso, al final, la sigla ATTAC no incluyó ni la T de Tobin ni la T de tasa. Una T remite a “taxation”, palabra francesa que puede ser traducida como “tasación” o en mejor castellano como “imposición” o “tributación”. La otra T refiere a “transacciones”. Tobin ya no podía enojarse.

“Después del editorial de Ignacio muchísimos lectores nos empezaron a reclamar que formásemos ATTAC”, cuenta Cassen, que entonces era director general de la sociedad que publicaba Le Monde Diplomatique. “Nos dimos cuenta de que si no lo hacíamos nosotros lo harían otros. Y la fundamos, con mucho interés por parte de numerosas organizaciones, en especial sindicales.” Las dos primeras entidades que contactó Cassen fueron el Sindicato Nacional de Enseñanza superior y la Confederación Campesina. Le dijeron que sí.

La reunión preparatoria del lanzamiento de ATTAC se realizó el 16 de marzo de 1998. La asociación civil se constituyó el 3 de junio. En la primera comisión directiva, presidida por Cassen, participaron las dos principales centrales sindicales de Francia, la CGT y la CFDT. En ese momento Ramonet quedó como presidente honorario. El 9 de junio ATTAC se presentó públicamente en la Maison de l’Amérique Latine, el hermoso palacio del barrio de Saint Germain que aún hoy sigue siendo la sede de discusiones mundiales. El 4 de agosto ya tenía mil adherentes. En diciembre de 1998, cinco mil. Continuó creciendo y sobrevivió. Se extendió a muchos países, la Argentina incluida. Fue muy activa en los movimientos para que no se formase un Área de Libre Comercio de las Américas, la iniciativa de los Estados Unidos que terminó desmoronándose en Mar del Plata en 2005 por acción de los presidentes de la Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela. Que al establishment financiero ATTAC nunca le resultó simpática es algo sabido. Pero siempre habían guardado las formas. Ahora, ATTAC podrá incluir en su memoria institucional que un día de de diciembre de 2017, 20 años después del editorial escrito por Ramonet, se convirtió en un peligro físico para el gobierno conservador de un país sudamericano.

martin.granovsky@gmail.com

]]>
https://www.attac.es/2017/12/12/es-un-hecho-inedito-y-muy-grave/feed/ 0
Posicionamiento de ATTAC Argentina ante la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) https://www.attac.es/2017/12/12/posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc https://www.attac.es/2017/12/12/posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc/#comments Tue, 12 Dec 2017 06:00:49 +0000 https://www.attac.es/?p=48293 ATTAC/CADTM Argentina

Anoche, por televisión abierta y en horario principal, algunos conductores televisivos y periodistas expresaron sus opiniones respecto de una situación muy dura y compleja que se está viviendo en Argentina en estos días y, en especial, sus opiniones respecto de ATTAC como red altermundialista. En un contexto muy enrarecido que nuestro país actualmente atraviesa, se refirieron a todo el movimiento altermundialista en general, pero también a ATTAC en particular, como organizaciones violentas que «vienen a romper todo», olvidando la violencia cotidiana del orden contemporáneo y que sufren millones de personas. La conclusión a la que debemos llegar -si sus opiniones fueron de buena fe, claro- es que no tienen la más completa idea de lo que están hablando, confunden hechos y actores, y toman su trabajo con absoluta liviandad e irresponsabilidad hacia las personas que pretenden informar, que son ciudadanos como nosotros.

Del 10 al 13 de diciembre se llevará a cabo en la ciudad de Buenos Aires la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esta Ministerial reunirá no sólo a los delegados de 164 países, sino también a una extraordinaria cantidad de personas que se darán cita para seguir las negociaciones, intervenir en los debates, expresar sus puntos de vista y pujar por defenderlos. La OMC es una organización internacional insignia de la globalización neoliberal y capitalista, como de muchos de los cambios que han favorecido la concentración económica y desigualdad de las últimas décadas. Por ende, es un momento importante para la vida de millones aunque quizás no conocido por muchos de ellos.

Lo que se está viviendo en Argentina es inédito en la historia de la OMC, en sus 22 años de funcionamiento y en sus 10 Ministeriales previas: se está prohibiendo a un grupo de organizaciones no gubernamentales (ONGs) y personas a ingresar al país e impedirles participar de la Ministerial, aun cuando ellas ya se encontraban hacía meses acreditadas por la OMC para el evento. La propia OMC ha expresado su desacuerdo y esta decisión ha puesto al gobierno argentino ante un escándalo internacional que ocupa planas de la prensa mundial y que actualmente está llegando a ser parte de un conflicto diplomático. Nada indica que estas dos personas deportadas o las que se demoran en forma inexcusable para ingresar al país hayan participado de hechos de violencia.

Hasta el momento se han deportado a dos personas acreditadas a sus países respectivos: una ciudadana británico-canadiense y un ciudadano noruego, este último miembro de ATTAC Noruega.

Seguramente ATTAC no sea una organización conocida para muchos. Sin embargo sepan que, para quienes están en temas de globalización, negociaciones sobre comercio e inversiones, paraísos fiscales, lavado de dinero, deuda pública e inequidades sociales causadas por el sistema económico, ATTAC es una organización que muchos sí han oído hablar. La red ATTAC nació en Francia en 1998 formada por ciudadanos comunes con inquietudes sobre estos temas, funciona en Argentina desde fines de 1999 y se constituyó en un gran articulador del foro social Mundial desde el 2001 y de la campaña No al ALCA desde la misma fecha. ATTAC defiende el derecho a la libertad de expresión, aun entre quienes no acuerdan con la OMC o quienes quieran organizar la discusión al interior de la OMC.

No compartimos la política discriminatoria y antidemocrática del gobierno argentino, y mucho menos compartimos las expresiones de una parte no menor del periodismo que intenta utilizar el desconocimiento sobre los debates mundiales actuales y denigran a las organizaciones sociales frente a la opinión pública. Nosotros no infundimos temor a la sociedad. Nos expresamos libremente, de manera fundada, con datos y divulgamos información que no es conocida por la mayoría de la población, que no obstante paga por los costos del enriquecimiento de un 1% de la población mundial y a sus expensas. La desinformación y la explotación son las que arman el escenario para el miedo. Ni Sally Burton (periodista de la agencia ALAI América Latina), ni Petter Slaatrem (líder de ATTAC Noruega) venían a la Argentina «a romper todo», como se sostiene ante las cámaras. Es una pena el nivel del periodismo argentino si toman su trabajo así y no hacen más que manchar su propia profesión, lo cual es muy triste.

La OMC no posee departamento de migraciones, ni controla aeropuertos. Cualquier organismo internacional celebra acuerdos de sede (y si no lo hace, esto se rige por derecho internacional consuetudinario) cuyo objetivo es que, si un país se ofrece para realizar una conferencia internacional como ésta, debería hacer todo lo posible como para facilitar su realización. Ello incluye el respeto de los disensos sobre los propósitos que hacen al objetivo de la OMC. Pues en Argentina, en 2017, está ocurriendo todo lo contrario: se está aplicando una «lista de excluidos» contra ciudadanos nacionales y extranjeros para prohibirles su participación y que se expresen abierta y libremente. Es más, al denegar su ingreso al país impiden protagonizar la semana de acción global y la Cumbre de los Pueblos “Fuera OMC”.

Lamentamos mucho esta situación y rechazamos la política del gobierno argentino. Han colocado a la Ministerial de Argentina en los libros de historia como la primera Ministerial de la OMC en donde se prohibieron voces que fuesen disonantes al discurso de la globalización neoliberal y capitalista. Dan muestra de lo que son. Si la OMC realmente defendiera su discurso democrático, debería suspender esta Ministerial. No nos sorprende si decide no hacerlo. Y el gobierno de Argentina demuestra con su medida que desconoce lo que es organizar un evento internacional de estas características, que no puede manejarlo, y que no da las garantías para un debate mundial franco y abierto que incluya las opiniones críticas, adentro y afuera de la OMC, las cuales evidentemente no son toleradas. Así es como también Argentina asume la Presidencia del G20, y estas decisiones sientan un precedente que oscurece aún más a estos foros internacionales.

Por supuesto que dirán que no es así, que somos locos. Así es como se manejan: teniendo a la opinión pública como coto de caza. Nosotros/as seguiremos trabajando, investigando, difundiendo y colaborando con otras organizaciones con nuestro grano de arena que seguramente es pequeño, pero suficiente como para molestar el engranaje de los mercados financieros globales y los intereses de los poderosos. Se seguirá mintiendo, estafando, desinformando y negociando a las espaldas de la sociedad. Así es el mundo y el país que vivimos: injusto, en un camino hacia una crisis social y ambiental sin precedentes, y en donde son muchos los que quedan excluidos (y no por una lista ni a un evento). Por supuesto no estamos conformes con eso y por supuesto que peleamos y pelearemos para que otro mundo sea posible.

ATTAC Argentina

Buenos Aires, 9 de diciembre 2017.

]]>
https://www.attac.es/2017/12/12/posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc/feed/ 0
Una catástrofe anunciada y desdeñada https://www.attac.es/2017/12/11/una-catastrofe-anunciada-y-desdenada/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=una-catastrofe-anunciada-y-desdenada https://www.attac.es/2017/12/11/una-catastrofe-anunciada-y-desdenada/#comments Mon, 11 Dec 2017 06:02:06 +0000 https://www.attac.es/?p=48283 Alberto PirisComité de Apoyo de ATTAC España

El pasado 13 de noviembre se hizo público el Global Carbon Budget 2017 (Presupuesto global del carbono en 2017), un documento en el que han participado 77 investigadores de todo el mundo, pertenecientes a 57 organizaciones radicadas en 15 países.

Desde 2005 se cuantifican las emisiones de CO2 atribuyéndolas a la atmósfera, los océanos o la tierra, con lo que midiendo la perturbación que la actividad humana produce en el ciclo natural del carbono los investigadores pueden estudiar y catalogar los principales factores y procesos que intervienen en él.

En resumen, se miden las “entradas” y las “salidas” de CO2 en la atmósfera: aquéllas, producto de la actividad humana y éstas, causadas por la capacidad de almacenamiento de la tierra y los océanos.

Durante 2016, un 60% de las emisiones globales de CO2 correspondió a la suma de China (28%), EE.UU. (15%), UE (10%) e India (7%). Para 2017 se anticipa que, a causa de la utilización de combustibles fósiles (carbón, petróleo o gas), esas emisiones aumentarán en un 2%, lo que es ya una cifra inquietante, dado que va a ser el segundo año con mayor temperatura global media registrada después de 2016, que batió todos los registros históricos. Según un científico, esta predicción “revela un gigantesco salto atrás para la humanidad”, contraponiéndolo a la optimista frase de Neil Amstrong al pisar la Luna.

Todavía no existe la certeza de que este aumento no sea una anomalía temporal que sea seguida por una tendencia descendente o si por el contrario no anunciará el comienzo de una peligrosa fase de crecimiento desencadenado que traiga irreversibles consecuencias.

Una investigadora implicada en este proyecto declaró: “Las emisiones globales de CO2 parecen crecer de nuevo fuertemente tras tres años de estabilidad. Es tan urgente reducirlas que ya deberían estar disminuyendo”. Y comentó: “Se produjo un amplio movimiento favorable para firmar los acuerdos de París en 2005 sobre el cambio climático pero existe la sensación de que poco se ha avanzado desde entonces. Hay que tomárselos ya en serio y hacerlos realidad”.

También el pasado mes de noviembre se reunió en Bonn la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, que pretende impulsar a los Gobiernos del mundo hacia el cumplimiento de los citados acuerdos de París, que gracias a la acción concertada de todos los Estados intentan que el crecimiento global de la temperatura media no supere en más de 2ºC la temperatura media de la era preindustrial. Para conseguirlo, las emisiones podrían alcanzar un máximo en 2020, para decrecer rápidamente después.

Si el mundo se encamina hacia un calentamiento igual o superior a 3ºC, se avecinará una catástrofe ambiental que afectará a varios centenares de millones de habitantes en territorios que serán inundados al crecer el nivel del mar. Una organización estadounidense que estudia los efectos del cambio climático, Climate Central, difunde los resultados de sus análisis en forma de mapas y gráficos que muestran el resultado de la crecida del nivel del mar en distintas zonas del planeta y para distintos niveles de calentamiento global.

Casi todas las grandes ciudades costeras se verán afectadas, llevando a la desaparición práctica de algunas. Quizá hasta Trump (y sus descendientes) se sienta algo afectado al saber el riesgo de sus intereses turísticos en Florida, donde se prevé la inundación de una tercera parte de la superficie del Estado si el aumento global de la temperatura alcanza o supera 3ºC, según datos de la ONU.

Las temperaturas locales también variarán, según Climate Central. Por ejemplo: si la temperatura global supera 3ºC en 2100, las máximas veraniegas de Madrid alcanzarán un promedio de 36,4ºC, como es habitual hoy en el centro de Irak; pero si se limita a 2ºC, será de 32,7ºC, como ahora en Bamako, la capital de Malí.

En cualquier caso, la perturbación antropogénica del ciclo del carbono ya está produciendo sus primeros efectos, y un alto responsable de la agencia ambiental de la ONU declara: “Nos hallamos en una situación donde no estamos haciendo lo suficiente para proteger a cientos de millones de personas de un futuro miserable”. Una población que no solo sufrirá el riesgo de inundaciones y adversas condiciones climatológicas sino que al concentrarse en las ciudades, donde reside más de la mitad de los habitantes del planeta, sufrirá el efecto llamado de “isla urbana”, porque las ciudades alcanzan temperaturas de unos 7ºC más que el campo que las rodea. Los efectos que esto tendrá en la salud y la economía es algo que los Gobiernos de todo el mundo han de empezar a prever.

Esta es, pues, la crítica perspectiva que la ciencia plantea sobre una catástrofe anunciada pero desdeñada en el diario acontecer de los pueblos.

Publicado en República.com

]]>
https://www.attac.es/2017/12/11/una-catastrofe-anunciada-y-desdenada/feed/ 0
Macri deportó a miembro de ONG ……. https://www.attac.es/2017/12/10/macri-deporto-a-miembro-de-ong/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=macri-deporto-a-miembro-de-ong https://www.attac.es/2017/12/10/macri-deporto-a-miembro-de-ong/#comments Sun, 10 Dec 2017 06:00:52 +0000 https://www.attac.es/?p=48279 Macri deportó a miembro de ONG que lucha contra los paraísos fiscales y que logró en Noruega repatriar mas de u$s 85 mil millones proveniente de evasores
8 diciembre, 2017

EL DISENSO

Macri sigue sumando escándalos internacionales relacionados a la cumbre de la OMC. Esta madrugada, Cambiemos deportó al ciudadano noruego Petter Slaatrem Titland de la ONG ATTAC. En este informe de El Disenso te contamos porqué el gobierno le impidió la entrada al país a Titland: su ONG fue una de las razones por las que Noruega logró repatriar más de U$s 85 mil millones evadidos a paraísos fiscales.

Petter Slaatrem Titland, es el director de ATTAC Noruega, una ONG que brega por la aplicación de una tasa módica a la especulación financiera, conocida también como “Tasa Tobin”, con la finalidad de atacar uno de los pilares básicos del sistema, la libre circulación de capitales, arrojando “algunos granos de arena en el engranaje de estos movimientos de capitales devastadores”, permitiendo al mismo tiempo obtener recursos fiscales para combatir la pobreza. La Asociación por una Tasa a las Transacciones financieras especulativas para Ayuda a los Ciudadanos (ATTAC) nace en Francia en 1998, cuando el redactor jefe del periódico mensual francés Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, escribió el artículo de gestión “para desarmar los mercados“. La solución fue la creación de un movimiento mundial para el control democrático de los mercados financieros.

ATTAC tiene como objetivos:

  • Lucha contra la economía de la especulación internacional
  • Gravar los ingresos de capital
  • Suprimir los paraísos fiscales
  • Trabajar por un sistema de comercio e inversión internacional abierto, democrático y justo con oportunidades para la gobernanza política de las fuerzas del mercado para salvaguardar las necesidades sociales de los ciudadanos, la seguridad alimentaria y la utilización adecuada de los recursos
  • Apoyar la demanda de eliminación pública de la deuda pública en los países pobres y el uso de las libertades para el beneficio de la población y el desarrollo sostenible
  • Defender el sistema público de seguridad social y contrarrestar que se transfiera a fondos privados de pensiones basados ​​en posiciones financieras especulativas

Petter arribó a Ezeiza a las 16:30 del día de ayer y fue retenido por migraciones y trasladado a un cuarto. El ciudadano noruego logró comunicarse con la embajada y los funcionarios intervinieron en el conflicto agotando los carriles diplomáticos. El CELS le solicitó al Ministerio Público un defensor y presentó un Habeas Corpus. La hora de deportación de Petter estaba pautada para las 4 de la mañana, pero ante la celeridad de la movida judicial para permitirle acceso, no solo a la cumbre sino también a los múltiples eventos que se realizan en paralelo en diferentes universidades, el gobierno adelantó la deportación embarcando al Director de ATTAC hacia Brasil a las 2 de la mañana.

Desde El Disenso fuimos el primer medio argentino en dar a conocer que el gobierno de Cambiemos bloqueó de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio de la próxima semana en Argentina a 63 delegados sindicales, observadores y representantes de ONGs. El hecho, que no registra precedentes, motivó a que el director de Global Justice Now solicite públicamente que se mueva la cumbre a otro país y que se reconsidere la ubicación del G20 para el próximo año acusando al presidente Macri de no respetar ni la democracia ni el pluralismo, alertando además sobre una posible represión a manifestantes en el marco del evento internacional.

Gracias a las propuestas de la ONG ATTAC y similares, y de la acción comprometida de ciudadanos como Petter, el gobierno noruego a través de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) instauró un impuesto a los bienes fugados, que motivó a los evasores a repatriar inmediatamente su dinero. Este lunes se conoció que el gobierno noruego logró recuperar fondos fugados a paraísos fiscales por un monto de u$s 85.400 millones.

Según las explicaciones oficiales de la Cancillería Argentina, el gobierno le prohibió la entrada a estas ONGs luego de revisarles las redes y concluir que poseen “vocación de generar esquemas de intimidación y caos“ y que “En función de la calificación de tales antecedentes, la organización local ha entendido oportuno indicar que las personas asociadas a tales propuestas disruptivas y/o violentas no podrían ser acreditadas para ingresar al recinto de reuniones de la Conferencia Ministerial“.

Es que en tiempos de un gobierno “Offshore”, no hay nada más disruptivo y violento que la lucha contra los paraísos fiscales y los evasores.

Nota: Agradecemos a la Dra. Beatriz Busaniche, Presidente en Fundación Vía Libre.

]]>
https://www.attac.es/2017/12/10/macri-deporto-a-miembro-de-ong/feed/ 0
La deuda ha jugado un papel determinante en la historia https://www.attac.es/2017/12/09/la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia https://www.attac.es/2017/12/09/la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia/#comments Sat, 09 Dec 2017 06:00:36 +0000 https://www.attac.es/?p=48272 Eric Toussaint - CADTEM

En toda una serie de acontecimientos históricos mayores, la deuda soberana era un elemento determinante. Fue el caso, a partir de comienzos del siglo XIX, en los Estados que luchaban por su independencia, en América latina desde México a Argentina, o Grecia. Para financiar la guerra de la independencia, esos países nacientes contrajeron préstamos con los banqueros de Londres en condiciones leoninas, que les condujeron en realidad a un nuevo ciclo de subordinación.

Otros Estados perdieron completamente, de forma oficial, su soberanía. Túnez tenía una autonomía relativa en el Imperio otomano, pero se había endeudado con los banqueros de París. Claramente, utilizando el arma de la deuda, Francia justificó su puesta bajo su tutela, y su colonización. Diez años más tarde, en 1882, Egipto perdió también su independencia, primero ocupado por Gran Bretaña que quería recobrar las deudas contraídas por el país con los bancos ingleses, antes de ser transformado en colonia.

No se trata de un complot global y sistemático. Cuando los republicanos independentistas griegos y latinoamericanos acudieron a Londres para tomar prestados fondos, lo que iba a ocurrir luego no estaba previsto por la monarquía británica. Pero las grandes potencias percibieron muy rápidamente el interés que podían tener en el endeudamiento exterior de un país para justificar una intervención militar y una puesta bajo tutela, en una época en la que estaba permitido hacer la guerra para recuperar una deuda. 

La crisis de la deuda griega del siglo XIX presenta similitudes con la crisis actual

Los problemas comenzaron como consecuencia de la primera gran crisis bancaria internacional, que estalló en Londres en diciembre de 1825. Los bancos, debilitados, no quisieron seguir prestando, igual que tras la crisis de Lehman Brothers en 2008. Los Estados nacientes como Grecia habían tomado prestado en condiciones tan abusivas, y los montantes percibidos eran tan bajos en relación a los montantes realmente tomados prestados, que eran incapaces de devolver sus créditos sin nuevos préstamos. Cuando los bancos dejaron de prestar, Grecia no fue ya capaz de refinanciar su deuda. Sus reembolsos se interrumpieron en 1827.

Es ahí donde el “sistema deuda” se parece al de hoy: las monarquías francesa, británica y el zar de Rusia -la “Troika”- se pusieron de acuerdo en conceder un préstamo a Grecia y le permitieron nacer como Estado independiente, lo que les vino bien, pues desestabilizaba al Imperio otomano. A cambio, firmaron en 1832 un “convenio sobre la soberanía de Grecia”. Creaba en Grecia una monarquía, cuando los independentistas querían una República. El rey elegido, Otón I, era un príncipe bávaro de 15 años, que no hablaba griego y jamás había puesto sus pies en Grecia. El documento estipula que esta monarquía tenía como deber consagrar prioritariamente en su presupuesto el reembolso de una deuda contraída con las tres potencias, vía el banco Rothschild de Paris, a fin de reembolsar a los banqueros londinenses. Los gastos asumidos por la troika para instalar esta monarquía, con el reclutamiento de 3500 mercenarios bávaros para hacer una guerra “de independencia”, debían también ser reembolsados por Grecia.

Muestro así que a comienzos del siglo XIX, solo el 20% del montante prestado a Grecia llegó efectivamente a Grecia. El resto fue a las comisiones cobradas por el banco Rothschild, al pago de los mercenarios, a sus gastos de desplazamiento a Grecia y a otros gastos para la instalación de la monarquía.

Luego Grecia vivió en una situación de subordinación permanente. Cayó en ella de forma aún más fuerte a partir de 2010. De nuevo, se reunieron poderes públicos para recaudar  fondos que sirvieran para reembolsar a los acreedores privados. En este caso, los bancos franceses, alemanes, belgas y holandeses.

La historia muestra igualmente una especie de alianza objetiva entre las clases dominantes de los países endeudados y los Estados prestamistas

No podemos comprender la historia del sistema sin considerar el papel de la clase dominante local. Esta empuja a las autoridades a pedir prestado en el interior y en el extranjero, pues el préstamo  contribuye a que los impuestos, que pesan sobre la burguesía, no sean elevados. Se comporta también como rentista, invirtiendo ella misma en los bonos de Estado emitidos por su país.

Cuando el régimen del liberal-demócrata mexicano Benito Juárez repudió una parte de las deudas contraídas anteriormente por los conservadores, algunos burgueses demandaron la naturalización francesa, a fin de que Francia interviniera militarmente para derrocarle, en nombre del reembolso a sus ciudadanos.

Sigue ocurriendo hoy. A finales de 2001, cuando Argentina suspendió el pago de su deuda, la burguesía argentina se ofuscó, porque una gran parte de la deuda emitida por Wall Street estaba en manos de capitalistas argentinos.

La noción de deuda “odiosa”, nacida en los años 1920, no provenía de la izquierda, de aquellas personas a las que hoy llamamos “altermundialistas”. ¿De dónde viene?

Durante el siglo XIX, hay una serie de repudios de la deuda. En particular en los Estados Unidos. En 1830, cuatro Estados de los Estados Unidos se ven afectados por disturbios sociales que derrocan a sus gobiernos corrompidos y repudian la deuda que éstos habían contraído con banqueros corruptos. Los proyectos de infraestructuras que supuestamente debía financiar no fueron realizados a causa de la corrupción.

En 1865, cuando los “nordistas” ganaron contra los “sudistas”, decretaron que estos últimos debían repudiar las deudas contraídas con los bancos para financiar la guerra (es el contenido de la 14ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos). Una deuda considerada como “odiosa”, pues fue contraida para defender el sistema esclavista.

A finales del siglo XIX, los Estados Unidos rechazaron igualmente que Cuba, independiente como consecuencia de su intervención militar, reembolsara la deuda que España había contraído en Paris en nombre de su colonia. Los Estados Unidos la consideraron como “odiosa”, pues sirvió para financiar la dominación de Cuba y las guerras que los españoles realizaron en otras partes.

Y cuando en 1919, Costa Rica repudió una deuda contraída por el exdictador Tinoco, en beneficio exclusivo de su familia, fue un antiguo presidente de los Estados Unidos quien intervino como árbitro y ratificó el repudio. Pues el dinero tomado prestado estaba destinado a intereses personales.

Sobre la base de toda esta jurisprudencia un jurista ruso, exiliado tras la revolución bolchevique, elaboró una doctrina jurídica. Afirmaba que un Estado sigue estando comprometido por las deudas contraídas por el régimen anterior, pero añade una excepción: si la deuda ha sido contraída contra el interés de la población y los acreedores eran conscientes de ello, o habrían debido serlo haciendo las comprobaciones oportunas, puede ser decretada odiosa y ser repudiada.

Esta doctrina emana pues de un profesor conservador, que quería defender los intereses de los acreedores, pero igualmente decirles que hay que prestar atención y mirar para quién y porqué prestan. Confirma, al hacerlo, que hay claramente una posibilidad para los Estados de repudiar una deuda si ésta es odiosa.

La deuda griega es “odiosa”

La Troika reclama desde 2010 a Grecia préstamos que fueron claramente concedidos contra el interés de la propia ciudadanía griegas, puesto que se le impusieron medidas que degradaron el ejercicio de sus derechos fundamentales y de sus condiciones de vida. Se ha demostrado que el dinero prestado partió inmediatamente hacia los bancos extranjeros o griegos responsables de la crisis. Y se puede probar que los gobiernos de la Troika eran perfectamente conscientes de ello, pues fueron ellos los que dictaron el contenido del memorándum. Fueron sido actores directos.

Tras un repudio,  los Estados pueden encontrar bancos dispuestos a prestarles

La idea extendida según la cual un Estado no puede repudiar su deuda so pena de no poder ya pedir prestado se muestra en realidad falsa. México, por ejemplo, repudió su deuda en 1861, 1867, 1883, 1913 y en cada ocasión encontró nuevos prestamistas. Porque ciertos bancos no dudan en implicarse cuando ven que un país ha recuperado una buena salud financiera suspendiendo el pago de la deuda o repudiándola.

Portugal en 1837 repudió su deuda. Esto no le impidió contraer 14 préstamos sucesivos con los banqueros franceses. Los Soviets repudiaron en febrero de 1918 las deudas contraídas por el Zar porque habían servido para hacer la guerra. Se decretó un bloqueo, pero fue levantado después de 1922, porque los británicos decidieron prestarles para que Rusia comprase material británico. Alemania, Noruega, Suecia y Bélgica siguieron el ejemplo. Incluso Francia renunció al bloqueo, cuando 1,6 millones de franceses habían comprado títulos rusos al Crédit Lyonnais, repudiados tras la revolución. Fueron los grandes productores de la metalurgia francesa quienes presionaron para que Francia prestara a los soviets, pues veían que las compras les pasaban ante sus narices.

Conclusión : La anulación de la deuda ilegítima es una condición indispensable para liberar medios para poner en pie una política de transición ecológica. ¡Pero es insuficiente! Repudiar deudas y no realizar otras políticas referidas a los bancos, la moneda, la política sobre los impuestos, las prioridades de inversión y la democracia… sería volver a un ciclo de endeudamiento. El repudio debe inscribirse en un plan de conjunto.

Autor del libro ‘Le système dette. Histoire des dettes souveraines et de leur répudiation’, Les liens qui libèrent, 2017. El libro sera publicado por Icaria en Enero 2018.

]]>
https://www.attac.es/2017/12/09/la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia/feed/ 0
“Reinventar el FSM para que los nuevos actores y movimientos sociales se sientan en casa” https://www.attac.es/2017/12/08/reinventar-el-fsm-para-que-los-nuevos-actores-y-movimientos-sociales-se-sientan-en-casa/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=reinventar-el-fsm-para-que-los-nuevos-actores-y-movimientos-sociales-se-sientan-en-casa https://www.attac.es/2017/12/08/reinventar-el-fsm-para-que-los-nuevos-actores-y-movimientos-sociales-se-sientan-en-casa/#comments Fri, 08 Dec 2017 06:00:38 +0000 https://www.attac.es/?p=48259 Sergio Ferrari - ALAI, AMÉRICA LATINA en movimiento

fsm_2018_salvador_de_bahia_foto_carminda_max_lorin_custom.jpg

FSM 2018 en Salvador de Bahía, Brasil. Foto: Carminda Max Lorin

Del 13 al 17 de marzo 2018 en Salvador de Bahía

Poco menos de dos años después de la edición precedente en Quebec, Canadá, el Foro Social Mundial (FSM) se auto convoca en Salvador de Bahía, Brasil. El próximo evento a realizarse entre el 13 y el 17 de marzo del 2018 incorpora desde ya enormes desafíos. “Los movimientos sociales deben estar en el centro, deben sentirse en su propia casa. El Foro debe reinventarse”, enfatiza Mauri Cruz, del Colectivo Brasilero de organización. “Estoy convencida que una vez en marcha, la convocatoria adquiere su propia dinámica y es indetenible”, subraya por su parte Carminda Mac Lorin, una de las responsables de la edición canadiense de 2016. Miradas cruzadas y complementarias sobre un espacio que algunos lo consideran agonizante y otros, lo visualizan vivo, perfectible, y todavía esencial para la convergencia internacional de alternativas al sistema hegemónico.

“La población de Salvador espera y organiza el próximo Foro con especial entusiasmo. Muchos jóvenes están movilizados en torno al FSM”, explica Carminda Mac Lorin, quien vivió durante cuatro meses en 2017 en la ciudad bahiana y participó en el Seminario Internacional de octubre donde se lanzó oficialmente el Foro del 2018.

La fuerza popular de Salvador de Bahía

Sentí en Salvador, reflexiona, una gran presencia de las comunidades quilombolas, así como de las más diversas iniciativas y organizaciones feministas, ecológicas, sociales y culturales. Hay una fuerza especial que se percibe en esa ciudad y en sus alrededores…Me hizo pensar mucho en el concepto de la “epistemología del Sur”, es decir una manera diferente de ver las cosas que en nuestros países del “norte”, argumenta Mac Lorin, quien anticipa que al menos un centenar de canadienses que participaron en la edición 2016 viajarán para el próximo FSM.

“Intuyo que va a estar bien presente la fuerza de la revuelta histórico-popular de los movimientos sociales locales de este que fue un lugar central en la historia esclavista de Brasil y de la humanidad”. Subrayando la fuerza con la que los movimientos sociales de Bahía están enfrentando al gobierno golpista y para contrarrestar el retroceso de la democracia en el país sudamericano.

Sin desconocer la crisis que vive desde años el Consejo Internacional – instancia facilitadora del Foro Social Mundial- Mac Lorin, que hace parte del mismo, anticipa la necesidad de revisarlo profundamente.  No esconde sus críticas a la caída de participación en dicho Consejo, a la representatividad relativa o escasa de algunos de los miembros, a la lentitud y una cierta burocratización del funcionamiento…en suma, al sentido de la existencia misma de esa instancia. “Mi crítica es al ente colectivo y no a las personas que lo integran, muchas de las cuales son muy valiosas”, afirma la joven militante altermundialista.

“Sin embargo, no podemos confundir el proceso del Foro con esa instancia obsoleta”, aclara. “He podido constatar también, en lo que experimentamos en el 2016 en Montreal, que, una vez que la convocatoria está en marcha nadie la puede detener. Cuando hay 30 mil o 40 mil o 50 mil personas reunidas, la fuerza participativa excede cualquier corsé organizativo, toma vida propia, y cada uno de los participantes se convierte en un protagonista del intercambio de experiencias y búsqueda de alternativas a este sistema hegemónico de explotación mundial. Nadie puede controlar ni apropiarse ese espacio amplio que adquiere un valor en sí mismo”.

“Por eso pienso que el de Salvador va a ser un Foro excelente. En particular porque se va a realizar en una situación política mundial y regional de extremada gravedad. La ofensiva de las fuerzas neo-liberales, conservadoras, reaccionarias, se siente en todas partes del mundo y la convocatoria brasilera puede ser una bocanada de respiro para la militancia, un precioso espacio para oxigenarse, para potencializar su reflexión y práctica, para fortalecer su convergencia, para clarificar sus agendas comunes”, reflexiona.

Los desafíos del FSM “van más allá de Salvador”

“La situación mundial es cada día más compleja. Los dilemas mundiales no son los mismos que en el 2001 cuando el FSM nació en Porto Alegre. Los movimientos y actores sociales también han variado”, enfatiza a manera de introducción el abogado socioambiental Mauri Cruz, de la dirección de ABONG, miembro del Colectivo Brasilero de organización del FSM 2018 e integrante del Consejo Internacional.

Esta nueva realidad mundial exige también nuevas reflexiones y respuestas, explica el experimentado militante social que desde sus inicios ha tenido una relación estrecha con el proceso forista-alter mundialista. Fue uno de los promotores del Foro Temático de las Resistencia de Porto Alegre de enero 2017.

En ese marco, la particular y compleja coyuntura que se vive en Brasil desde el Golpe institucional de 2016, confronta a las organizaciones y movimientos sociales a constantes luchas diarias, explica el también columnista de Sul21. “El enfrentamiento y la protesta social se dan en todas partes y no es simple reunir a todas estas iniciativas en torno a una convocatoria como la del FSM 2018. Las prioridades políticas son acuciantes. Sin embargo, estoy convencido que es una cuestión de tiempo y que cuando nos vayamos acercando a marzo próximo, la convocatoria se irá ampliando”, subraya.

“El optimismo y el convencimiento de las fuerzas sociales bahianas es evidente. Su colectivo organizador reúne a los principales movimientos sociales de la región (entre las cuales la Vía Campesina del Noreste, por ejemplo). Con el apoyo logístico del Gobierno del Estado y de la Universidad Federal, estaremos en capacidad de recibir a miles de personas, incluso de América y de Europa”.

Mirando hacia atrás, el agudo balance crítico de Mauri Cruz desborda cualquier simplicidad de análisis.  “Cuando recordamos los primeros foros, que fueron esenciales para aglutinar el pensamiento/práctica de izquierda, los principales promotores, en su mayoría, eran pensadores, intelectuales, hombres y blancos (sea latinoamericanos o europeos) …Hoy, el movimiento social mundial es muy diferente al de entonces y buena parte del mismo no se reconoce en el FSM”, enfatiza.

Hay una tarea esencial tanto para Salvador como para después, dada la enorme magnitud de la misma: “reinventar el FSM, con una metodología realmente horizontal y participativa, asegurando que esos movimientos se sientan en casa y sus temas sean prioritarios”, enfatiza Mauri Cruz.

¿Cómo lograr realmente esa centralidad efectiva de los movimientos sociales? La fluidez del análisis se dispara sin pausa. Las mujeres, su modo de pensar y actuar tienen que ser hegemónicos en el FSM, porque la sociedad nueva que pretendemos debe ser feminista. La mirada de los pueblos negros tiene que estar en el centro de la superación del modelo capitalista y el concepto de reparación y de las consecuencias de siglos de esclavitud debe estar en el centro de la construcción del FSM. Los derechos de los pueblos originarios, de los pueblos indígenas, de regularización de las tierras y culturas ancestrales, sus relaciones con la Madre Tierra tienen que estar también en la esencia del FSM.

De igual forma que las luchas urbanas, de los sin techo, de los sin trabajo, de los recicladores y de la población que vive en las calles, de las culturas de las resistencias de las periferias…porque la mitad de la población humana vive en las ciudades.  También debe ocupar un punto central, insiste, la economía solidaria, la agroecología, las resistencias económicas y de nuevas formas de hacer la economía, la nueva lógica de producción y de consumo.

Este proceso para reinventar el FSM parte de la premisa de reconocer la validez del mismo. A pesar de sus problemas y tensiones -propios de un espacio donde la lucha de clases no queda afuera-, “es el único, tan amplio y diverso, que sigue existiendo a nivel internacional para facilitar el intercambio de experiencias y búsqueda de alternativas”. Amplitud que, para el militante bahiano, no admite, sin embargo, una visión diluida. “Tenemos que combatir al capitalismo ya que sus consecuencias brutales para la humanidad y la tierra están a la vista. Aceptar una metodología horizontal, participativa, plural, no implica un autonomismo descomprometido”.

“Concebimos nuestra convocatoria para marzo 2018 como parte de un proceso donde el FSM retome el protagonismo mundial en la lucha por Otro Mundo Posible”, insiste. Reconociendo que desde Porto Alegre 2001 hasta ahora, solo han pasado escasos 16 años. Un periodo corto si lo referenciamos al tiempo histórico universal. “Debemos reconocer también que los objetivos que nos impusimos no son tareas simples. Me refiero a reunir a la ciudadanía planetaria, de forma horizontal, para discutir sobre la derrota del capitalismo y la construcción de otro mundo alternativo, radicalmente democrático, ambientalmente sustentable y socialmente justo”, concluye Mauri Cruz.

Los que critican al proceso del FSM por falta de resultados en estos tres lustros, deben recordar que “estamos pensando y hablando de una revolución política, económica, social y ambiental. Dentro de la ética democrática, valor estratégico esencial de los movimientos sociales”, lo que significa un desafío enorme de construcción colectiva, concluye Cruz.

 

Sergio Ferrari, en colaboración con E-CHANGER, ONG suiza de cooperación solidaria activamente implicada desde 2001 en el FSM.

 

]]>
https://www.attac.es/2017/12/08/reinventar-el-fsm-para-que-los-nuevos-actores-y-movimientos-sociales-se-sientan-en-casa/feed/ 0
España a la cabeza de la UE por desigualdad https://www.attac.es/2017/12/07/espana-a-la-cabeza-de-la-ue-por-desigualdad/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=espana-a-la-cabeza-de-la-ue-por-desigualdad https://www.attac.es/2017/12/07/espana-a-la-cabeza-de-la-ue-por-desigualdad/#comments Thu, 07 Dec 2017 06:00:54 +0000 https://www.attac.es/?p=48264 Xavier Caño Tamayo - ATTAC Madrid

La Comisión Europea, es decir el gobierno de la Unión Europea, ha suspendido a España por su muy alta cota de desigualdad en ingresos de la ciudadanía. La sitúa a la cabeza de los países europeos más desiguales. Más desigual que Bulgaria, más que la agredida y destrozada Grecia y más desigual que Lituania.

Lamentablemente el problema de la desigualdad es general, aunque España se lleve la palma. Según informa la Unión Europea, un 30% de los ciudadanos europeos (casi un tercio) no han recuperado todavía los niveles de igualdad que había antes de que estallara la crisis en 2007 y se extendiera como mancha de aceite. Y España, pese a la cacareada recuperación proclamada por el gobierno Rajoy, sus voceros y tiralevitas, está en una de las peores situaciones europeas de desigualdad.La Comisión Europea asegura que el Reino de España apenas ha rebajado el riesgo de pobreza y exclusión social y que las personas empobrecidas son demasiadas. Y destaca los pésimos resultados de España en reducir la desigualdad y la pobreza por la ausencia de políticas sociales que merezcan tal nombre.Por eso el Reino de España es campeón en abandono escolar, en jóvenes que no estudian ni trabajan, jóvenes sin futuro (y por supuesto sin presente), en hombres y mujeres en riesgo de pobreza y exclusión, en pensiones insuficientes, en demasiadas personas con escaso nivel educativo… El Reino de España es el paraíso de la desigualdad en Europa.Esa desigualdad se traduce en que casi 13 millones de personas en este país (y somos 46 millones) están en riesgo de pobreza o exclusión social. Así lo afirma el informe El Estado de la Pobreza. España 2017, documento con datos al día sobre el riesgo de pobreza o exclusión social según el indicador que utiliza la UE, AROPE (por sus siglas en inglés de riesgo de pobreza).El índice AROPE se basa en la Tasa de Riesgo de Pobreza Relativa (ganancias económicas menores del 60% del ingreso nacional medio), Baja Intensidad del Empleo en Hogares (personas mayores de 18 años que solo consigan trabajar la quinta parte de posibilidades de empleo que necesitan en el último año) y Privación Material Severa, como no poder poner la calefacción, no poder pagar el alquiler mensual o no poder comer pollo dos veces por semana. La peor noticia del citado informe es que aumenta la privación material severa.La cifra exacta en España de personas en riesgo de pobreza es 12.989.405. Casi 28% de la población total y cuatro puntos y medio por encima de la media europea del 23,4%. De esos casi 13 millones en riesgo de pobreza, un millón y medio de personas sufren pobreza severa. Lo que nos lleva a concluir que tal vez los datos macro-económicos de los que presume el gobierno hayan mejorado, pero la pobreza ha aumentado y los pobres no notan la recuperación en absoluto. Y no lo notan porque falla estrepitosamente la redistribución de la riqueza. Y la redistribución de riqueza ha de hacerse por medio de un sistema justo, progresivo y suficiente de impuestos que proporccione al Estado los recursos suficientes para asegurar una vida mínimamente digna a la población. Ese es el camino.

Pero resulta que, según datos de Erostat de presión fiscal en la UE en 2015, España está casi siete puntos por debajo de la media de los 19 estados de la Zona Euro. Si el volumen de impuestos recaudados fueran los de esa media de presión fiscal, España recaudaría 58.000 millones de € anuales más y habría más justicia.

 Publicado en elmercuriodigital
]]>
https://www.attac.es/2017/12/07/espana-a-la-cabeza-de-la-ue-por-desigualdad/feed/ 0
La robotización de la producción de bienes y servicios exige un impuesto a las transacciones financieras https://www.attac.es/2017/12/06/la-robotizacion-de-la-produccion-de-bienes-y-servicios-exige-un-impuesto-a-las-transacciones-financieras/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-robotizacion-de-la-produccion-de-bienes-y-servicios-exige-un-impuesto-a-las-transacciones-financieras https://www.attac.es/2017/12/06/la-robotizacion-de-la-produccion-de-bienes-y-servicios-exige-un-impuesto-a-las-transacciones-financieras/#comments Wed, 06 Dec 2017 06:00:38 +0000 https://www.attac.es/?p=48254 Miguel GorospePlataforma por la Justicia Fiscal

Plataforma por la Justicia Fiscal

Alguien como Bill Gates ha dicho que los robots deberían pagar impuestos. ¿Pero qué robots, los de fábricas? ¿Los cajeros automáticos? ¿Los ordenadores? ¿Cómo fijar las tasas?

Hace años, cuando aparecieron las primeras máquinas en la revolución industrial, se eliminaban puestos de trabajo y, al tiempo, se facilitaba tener más bienes producidos por la industria… ¡El progreso!

Más adelante, en el campo, los tractores sustituyeron la mano del hombre, y se consiguió una producción mayor con menor esfuerzo. Pero también se redujo la necesidad de mano de obra.

Esto fue mucho más grave con las maquinas más sofisticadas, como las cosechadoras, las algodoneras… que reducían el número de personas necesarias en tareas agrícolas en el campo, y los salarios se convertían en beneficios económicos que iban a parar a los países fabricantes de esas máquinas y a los propietarios de las fincas… pero se aceptaba porque era el progreso.

Después aparecieron los ordenadores que sustituían a personas en los despachos para mecanografía, en cálculos, en los bancos… mientras los cajeros automáticos sustituían al personal de banca, las máquinas expendedoras sustituían los estancos o algunas compras en bares… hasta hoy que, en los aeropuertos, al entrar en un país, el pasaporte lo comprueba una máquina y te deja entrar … o no.

Hace tiempo que hay robots que construyen coches u otra maquinaria, ensamblan piezas y sustituyen a personas. Y va en aumento.

Alguien como Bill Gates ha dicho que los robots deberían pagar impuestos. ¿Pero qué robots, los de fábricas? ¿Los cajeros automáticos? ¿Los ordenadores? ¿Cómo fijar las tasas? Complejo y de difícil implantación.

Pero hay un problema; en España, de los ingresos presupuestarios (no financieros) para 2017, el 48% son cotizaciones a la seguridad social que las empresas y los trabajadores abonan a la Seguridad Social y el 14% del total de ingresos de impuestos procede de la renta de las personas físicas (IRPF), lo percibido por trabajar. Es decir, el 62% proviene del trabajo.

El problema grave es que los robots, al eliminar el trabajo de personas, personas que tienen un sueldo y cotizan, que aportan a los ingresos del país este 62%, que sirve para cubrir gastos del Estado… eliminan también el dinero necesario para los gastos sociales. Si los trabajadores son sustituidos por máquinas y no va quedando donde trabajar, dejan de pagar impuestos y seguros sociales y pasan a ser personas en paro sostenidas por el Estado. Pasan a ser gasto social y la reducción de sus ingresos repercute también en el consumo…

Por otra parte, en los presupuestos de 2017, se prevé que el impuesto sobre el beneficio aporte el 9% del total de ingresos, pero en 2007 era el doble; ha disminuido la aportación de las empresas al Estado español por impuesto de sociedades, porque muchos proveedores de máquinas esconden sus beneficios en los Paraísos (Guaridas) Fiscales, defraudando a Hacienda, por lo que tampoco cotizan y así se reducen rápidamente los ingresos necesarios para mantener el estado del bienestar.

¿Qué hacer?

Si se cobran impuestos por los robots, con todas sus enormes dificultades, nunca podremos llegar a recibir lo que se deja de cobrar por seguros sociales, IRPF e Impuesto de sociedades (70% de los ingresos no financieros).

Sin embargo, hay caminos de los que se habla hace tiempo, caminos que es imprescindible poner en marcha cuanto antes, para poder captar los recursos necesarios para mantener el estado del bienestar y cumplir con los derechos humanos económicos, sociales y culturales.

En la actualidad, se calcula que el PIB mundial (la suma de todos los bienes y servicios producidos) son unos 75 billones de dólares, pero se calcula que la especulación financiera mundial es muy superior a los 5.000 billones de dólares. Es decir, 70 veces el PIB mundial. Los grandes negocios del mundo están en la especulación financiera que todo domina y puede llegar a hundir o salvar un país económicamente.

Bien, pues a pesar de ser el mayor negocio del mundo, generalmente refugiado en guaridas financieras o paraísos fiscales, y por tanto no paga Impuesto de Sociedades, tampoco paga absolutamente ningún impuesto por la compra o venta de ningún producto financiero.

Si compras una barra de pan, en España pagas un 4% de IVA. Si compras miles de millones de € en productos especulativos, no se paga nada. No hay un IVA financiero. Por eso es imprescindible exigir un Impuesto a las Transacciones Financieras que cubra la reducción de ingresos por la robotización de la actividad económica.

Si no lo hacemos, nuestros hijos no tendrán estado del bienestar

Publicado en Nueva Tribuna

]]>
https://www.attac.es/2017/12/06/la-robotizacion-de-la-produccion-de-bienes-y-servicios-exige-un-impuesto-a-las-transacciones-financieras/feed/ 0
Argentina preside el G20 y rechaza presencias en reunión OMC https://www.attac.es/2017/12/05/argentina-preside-el-g20-y-rechaza-presencias-en-reunion-omc/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=argentina-preside-el-g20-y-rechaza-presencias-en-reunion-omc https://www.attac.es/2017/12/05/argentina-preside-el-g20-y-rechaza-presencias-en-reunion-omc/#comments Tue, 05 Dec 2017 06:00:39 +0000 https://www.attac.es/?p=48250 Julio C. Gambina – Consejo Científico de ATTAC España

Mientras el Senado de la Nación aprueba la iniciativa legislativa para sacar 100.000 millones de pesos de los jubilados y jubiladas para transferirlas a los Estados provinciales y nacionales, el Presidente Mauricio Macri toma la posta del gobierno alemán en la coordinación de la agenda del Grupo de los 20 para el 2018. Al mismo tiempo retira la acreditación de por lo menos 70 delegados de organizaciones nacionales e internacionales que iban a participar de la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Para la media sanción legislativa se contó con el acuerdo de una parte importante de la oposición política, con senadores en acuerdo con sus gobernadores, sumando complicidad a la política de ajuste. El déficit fiscal provincial y nacional se suple parcialmente con recursos de jubiladas y jubilados. La penuria de los ingresos de estos está asociada a la política de un acuerdo de mayoría parlamentaria en la Argentina, que no duda en resolver problemas presupuestarios a costa de empobrecer a buena parte de la sociedad. Cerca del 70% de los perceptores de ingresos previsionales (jubilatorios) están por debajo de la canasta mínima necesaria y con esta orientación se agrava esa perspectiva.

En rigor, es solo una faceta de una política reaccionaria que incluye incrementos de tarifas de servicios públicos, especialmente de luz y gas que escala la inflación en el último mes del año y sedimenta la continuidad del elevado costo de vida para una parte importante de la sociedad argentina de escasos y medianos recursos. Pero no solo es inflación, carestía de la vida y penuria social, sino la confirmación de una orientación elitista y discriminatoria que se manifiesta claramente en el quehacer político internacional.

G20 y OMC

Esta semana asumió Argentina la coordinación de la agenda del G20 para el 2018, y se iniciaron las reuniones técnicas en Bariloche, con un despliegue inmenso de seguridad. Hay temores a las protestas sociales en el país, protagonizada por organizaciones locales y redes sociales y políticas del mundo ante la previsible orientación liberalizadora que surgirá de los diferentes cónclaves del G20 y/o de la OMC.

Este nuevo papel asumido en el G20 ocurre en días previos al desembarco de las delegaciones internacionales a la 11° Conferencia Ministerial de la OMC, que entre otras cuestiones aloja un debate de la “sociedad civil” sobre las discusiones relativas al libre comercio. Es una práctica de años que impulsa la organización internacional desde su creación en 1995, claro que como búsqueda de legitimación. Muchas organizaciones y personalidades rechazan el ámbito de la OMC como espacio para el debate y por eso levantan la consigna FUERA OMC. Otras organizaciones sociales críticas a la OMC consideran que el debate puede hacerse tanto afuera de la cumbre oficial como adentro y por ende se acreditan para esa discusión.

La novedad es que por primera vez en su historia, la OMC tuvo que informar a varios acreditados, locales y extranjeros, que el gobierno argentino los “des-acreditaba”, sin dar explicaciones, las que deben rastrearse en medidas preventivas contra opiniones críticas a la liberalización. El discurso republicano se desvanece y evidencia la veta autoritaria de un gobierno comprometido con los intereses de la liberación para la ganancia, la acumulación y la dominación sin límites ni opiniones divergentes.

Protestas y alternativas

Más allá del accionar gubernamental expresado en la reserva de admisión y la aceptación de la OMC, aún con las disculpas en sus misivas a los des-acreditados, la semana de acción global Fuera la OMC se iniciará en concordancia con la Marcha de la resistencia de las Madres de la Plaza de Mayo.

A continuación se desplegarán un conjunto de iniciativas de debate político, social y cultural relativo al libre cambio y los propósitos de los organismos internacionales y los gobiernos a favor de la liberalización económica, máxima aspiración del capital más concentrado en el ámbito mundial.

La confluencia Fuera la OMC se constituye como movimiento social para instalar la crítica en la sociedad sobre el tipo de inserción internacional que promueve el gobierno de Macri, en sintonía con las aspiraciones de las clases dominantes, las que se reconocen en el programa de la dictadura genocida y la regresiva reestructuración de la economía, el Estado y la sociedad en los 90´, aquella que desembocó en la pueblada del 2001.

No estamos a las puertas de una pueblada de la magnitud y consecuencias de aquella, pero la escalada del conflicto social expresa descontentos que requieren ser articulados políticamente en una perspectiva superadora de experiencias conocidas, que puedan discutir el orden capitalista y construir nuevas posibilidades de un rumbo emancipador.

Buenos Aires, 2 de diciembre de 2017.

Publicado por

]]>
https://www.attac.es/2017/12/05/argentina-preside-el-g20-y-rechaza-presencias-en-reunion-omc/feed/ 0
La metáfora Pascua https://www.attac.es/2017/12/04/la-metafora-pascua/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-metafora-pascua https://www.attac.es/2017/12/04/la-metafora-pascua/#comments Mon, 04 Dec 2017 06:00:35 +0000 https://www.attac.es/?p=48244 Ignacio RamonetConsejo Científico de ATTAC España

La Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23) se llevó a cabo en Bonn (Alemania), del 6 al 17 de noviembre pasado. Recibió a más de 25.000 participantes, incluidas delegaciones nacionales, a representantes de unas quinientas ONG y a más de mil periodistas.

Dos temas influyeron de modo determinante en el desarrollo de la COP23: la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París (COP21) y una mayor incidencia de fenómenos potencialmente asociados al cambio climático en muchos lugares del planeta. Que Fiyi –Estado archipiélago amenazado de desaparición por la subida del nivel del mar– haya presidido la COP23, siendo un conjunto de islas supervulnerable que acaba de enfrentarse, hace solo unos meses, al ciclón más potente registrado y con un programa muy ambicioso de despliegue de energías renovables, pone en el centro del debate los impactos, la adaptación y la mitigación desde el mundo en desarrollo, dejando en evidencia la Administración de Trump, que ha convertido a su país en el único miembro que no formará parte del Acuerdo de París a partir de 2020.

Un sentido de urgencia y la equidad como aspectos centrales del debate marcaron el entorno en que se movió esta COP23.

La cumbre concluyó con un balance paupérrimo, sin apenas progresos, y con el único consuelo de que la comunidad internacional sigue unida en la lucha contra el calentamiento global pese a la deserción de la Administración estadounidense por decisión del presidente Donald Trump. Además, en agosto pasado, Washington anunció que retiraría todos los fondos del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), el órgano de la Organización de las Naciones Unidas encargado de investigar el cambio climático.

Las casi doscientas delegaciones presentes en la antigua capital de la República Federal Alemana no lograron ni siquiera ponerse de acuerdo sobre los mecanismos técnicos que permitirán poner en marcha el acuerdo suscrito hace dos años en París en la COP21. Fue una cumbre decepcionante. Ahora, el peso recae sobre la próxima cumbre, que se celebrará, en diciembre de 2018, en la ciudad polaca de Katowice, situada en el epicentro de una gran cuenca carbonífera…

La cumbre de Bonn fue decepcionante también porque la mayoría de los asuntos han sido, sencillamente, aplazados. A pesar de que un número creciente de sucesos catastróficos nos recuerda cada día la gravedad del problema que, en el último año, se ha agravado al haber crecido un 2% las emisiones de CO2 a la atmósfera, tras dos años de esperanzador estancamiento. Las inundaciones en la India y Nigeria, las sequías en amplios territorios del planeta, los ciclones del Caribe y los incendios que se desataron en Estados Unidos y Europa en este 2017, sirvieron de telón de fondo. “El mar se traga aldeas, devora la costa y arruina los cultivos –declaró Timoci Naulusala, de 12 años, procedente de las islas Fiyi, en un apasionado discurso–. Las muertes por hambre y sed, el realojamiento de personas, los llantos por los seres queridos perdidos… Quizá crean que eso solo afectará a los países pequeños. Se equivocan”.

El gran objetivo de esta cumbre fallida era empezar a redactar el reglamento del Acuerdo de París (2015), pero los actores reconocieron que será preciso un empuje mucho mayor para que el documento esté concluido antes de finales de 2018. La ausencia de Washington en los debates decisivos de la cumbre, suplida en parte por numerosos representantes de la sociedad civil estadounidense, no se dejó sentir demasiado, pero muchos participantes acusaron el golpe, conscientes de que esa deserción hiere gravemente el acuerdo.

“La acción a nivel nacional está muy lejos de lo que se necesita –sintetizó Manuel Pulgar-Vidal, de la asociación WWF–. El abismo entre lo que estamos haciendo y lo que debemos hacer es gigantesco”. En el mismo sentido se pronunció Wolfgang Jamann, de Care International: “Los acuerdos políticos no han abordado suficientemente la dura realidad climática a la que ya se enfrentan millones de personas”. “Nunca había visto una COP con una tasa de adrenalina tan baja”, expresó un diplomático europeo en declaraciones a la agencia France Presse. Y también muy sintomático fue el comunicado emitido por la delegación española: “En Bonn, se ha continuado trabajando para construir el Acuerdo de París y no habido retroceso en ninguno de los temas tratados…”.

Los principales escollos en las negociaciones, que se prolongarán el año que viene en Katowice (Polonia), atañían a dos asuntos clave. El primero, conocido como “Diálogo de Talanoa” (1), es la revisión de los compromisos de reducción de emisiones de CO2 que se anunciaron en París, es decir: qué criterios se aplicarán para que los países ofrezcan propuestas más ambiciosas con vistas al 2020, cuando se pondrá en marcha el nuevo tratado, puesto que las que se encuentran ahora sobre la mesa no garantizan la estabilización de las temperaturas globales, sino que las impulsan más de tres grados por encima de los valores preindustriales. En Katowice, con nuevos datos del IPCC (el grupo de expertos en clima de la ONU), se realizará una nueva evaluación colectiva de cómo están evolucionando el calentamiento global y las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero.

El segundo escollo fue nuevamente la financiación que los países industrializados destinarán para que los países en desarrollo puedan adaptarse al calentamiento global, ahora con el agravante de la ausencia de Estados Unidos, lo que podría obligar a las restantes potencias a aumentar su contribución (la Administración de Trump ya ha anunciado que no abonará su participación al llamado Fondo Verde de la ONU). En la COP15 de Copenhague (2009), se acordó que los países industrializados aportarían 100.000 millones de dólares anuales a partir del año 2020, pero los detalles de la implementación no se han precisado.

Y la urgencia es enorme: “Este año, tres ciclones excepcionalmente violentos devastaron el Caribe, las inundaciones destruyeron miles de hogares y escuelas en el sur de Asia y la sequía trajo devastación a millones de personas en el este de África –declaró Tracy Carty, jefa de la delegación de Oxfam–. Ya no estamos hablando del futuro. Los países y comunidades más pobres del mundo ya están luchando por sus vidas contra los desastres intensificados por el cambio climático”. Por su parte, Jens Mattias Clausen, jefe de la delegación de Greenpeace, añadió: “Hablar no es suficiente. Nos falta la acción. Llamamos a Francia, Alemania, China y otras grandes potencias a intensificar y mostrar el liderazgo que dicen tener. Aferrarse al carbón o a la energía nuclear y desfilar como campeones del clima mientras no se puede acelerar la transición hacia la energía limpia no es más que mala fe”.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las centrales de carbón siguen produciendo casi el 40% de la electricidad mundial, y son uno de los principales factores causantes del cambio climático. Además, la contaminación del aire por la quema de carbón causa enfermedades respiratorias severas y otros muchos efectos nocivos para la salud.

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, destacó en su intervención, en nombre del Grupo negociador G77+China (que agrupa 134 países), que se necesita avanzar prioritariamente en el financiamiento del Fondo Verde para el Clima (FVC), que permite captar recursos financieros de los países desarrollados para que las naciones en desarrollo más vulnerables puedan afrontar las consecuencias del cambio climático. El FVC espera contar con unos 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020. Sin duda, uno de los grandes retos de los próximos años será avanzar en ese tema.

María Fernanda Espinosa recordó también que el planeta ya afronta las consecuencias desastrosas del cambio del clima, a través de graves inundaciones, derretimiento de glaciares, sequías, que además son amenazas para la seguridad alimentaria. Asimismo hizo un llamamiento para proteger a las mujeres, niños, niñas, migrantes y refugiados, quienes son los más afectados por el cambio climático, que calificó de “mayor amenaza global de este siglo”.

Aunque Donald Trump lo niegue, el calentamiento del sistema climático es una realidad inequívoca. Unos 2.500 científicos internacionales, miembros del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre la Evolución del Clima (GIEEC), lo han confirmado de modo indiscutible. Su causa principal es la actividad humana que produce un aumento descontrolado de emisiones de gases, sobre todo dióxido de carbono (CO2), producto del consumo de combustibles fósiles: carbón, petróleo, gas natural. La deforestación acrecienta el problema. Porque los árboles, las plantas y las algas de los océanos absorben y neutralizan el CO2, y producen oxígeno; de ese modo ayudan a combatir el efecto invernadero.

Desde la Convención del Clima y la Cumbre de Río de Janeiro en 1992, y la firma del Protocolo de Kioto en 1997, las emisiones de CO2 han progresado más que durante los decenios precedentes. Si no se toman medidas urgentes, la temperatura media del planeta aumentará por lo menos en cuatro grados. Lo cual transformará la faz de la Tierra. Los polos y los glaciares se derretirán, el nivel de los océanos se elevará, las aguas inundarán los deltas y las ciudades costeras, archipiélagos enteros serán borrados del mapa, las sequías se intensificarán, la desertificación se extenderá, los huracanes, los ciclones y los tifones se multiplicarán, centenares de especies animales desaparecerán…

Las principales víctimas de esa tragedia climática serán las poblaciones ya vulnerables del África Subsahariana, de Asia del Sur y del Sureste, de América Latina y de los países insulares ecuatoriales. En algunas regiones, las cosechas podrían reducirse en más de la mitad y el déficit de agua potable agravarse, lo que empujará a cientos de millones de “refugiados climáticos” a buscar a toda costa asilo en las zonas menos afectadas… Las “guerras climáticas” proliferarán.

Para evitar esa nefasta cascada de calamidades, la comunidad científica internacional recomienda una reducción urgente del 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Único modo de evitar que la situación se vuelva incontrolable.

Por otra parte, debemos cambiar nuestro modelo económico despilfarrador que agota los recursos del planeta. Actualmente, la Tierra ya es incapaz de regenerar un 30% de lo que cada año consumen sus habitantes. Y, demográficamente, estos no cesan de crecer. Somos ya 7.500 millones, y en 2050 seremos más de 9.000 millones… Lo cual complica el problema. Porque no hay recursos para todos. Si cada habitante consumiese como un estadounidense se necesitarían los recursos de tres planetas. Si consumiese como un europeo, los de dos planetas… Y no disponemos más que de una única Tierra. Una diminuta isla en la inmensidad de las galaxias.

A este respecto se recordó en Bonn, en reiteradas ocasiones, la “metáfora Pascua”, en alusión al desastre que conoció la isla de Pascua o Rapa Nui (Chile). A esa tierra, una de las más aisladas del planeta, llegó entre los años 800 y 1200 una expedición polinesia que quedó cortada del resto del mundo. Pequeña (unos 160km2), la isla estaba recubierta con una suntuosa vegetación, rodeada de aguas muy ricas en peces, con costas llenas de moluscos y millones de aves migratorias que allí anidaban. En unos cuantos decenios, los rapanuis se multiplicaron y desarrollaron una brillante civilización (la de los moai), que aún hoy asombra al mundo. Pero lo hicieron a base de explotar con exceso y sin precaución las riquezas de la isla. Resultado: en poco tiempo, no quedaba un árbol en la isla, ni un pez en sus mares, ni un molusco en sus costas, ni un ave en sus nidos… Cuando el escritor francés Pierre Loti visitó la isla en 1872, solo quedaban unos cientos de habitantes, “un pueblo de fantasmas, desnudos, esqueléticos y hambrientos; últimos escombros de una raza misteriosa” (2).

Con la excepción de Donald Trump, cada día quedan menos escépticos frente a las evidencias del cambio climático. Cada habitante de nuestro planeta puede constatar, en particular, estas siete realidades: 1) la temperatura global sigue aumentando (2017 ha sido uno de los tres años más cálidos de la historia desde que existen estadísticas); 2) la frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos sigue en aumento; 3) la concentración de CO2 sigue acumulándose; 4) sigue subiendo el nivel de los mares; 5) la acidificación de los océanos no disminuye; 6) las capas de hielo de la Antártida siguen reduciéndose; 7) sigue disminuyendo el hielo marino en el Ártico.

En Bonn, los países más desfavorecidos exigían a los más industrializados que indicasen, con dos años de antelación, cuánto dinero iban a aportar y en qué plazos. Con el objetivo de que pudieran saber con qué fondos podrían contar. Fuentes de la delegación de la Unión Europea (UE) aseguraron que con los márgenes presupuestarios que manejan los países europeos no es factible decir, aquí y ahora –como les estaban exigiendo–, cuánto dinero van a aportar en un horizonte de diez años, si bien no ha sido la UE quien se ha opuesto a avanzar en este exhaustivo reporte, sino Estados Unidos, Australia y Japón. Por su parte, Angela Merkel se comprometió a duplicar los fondos para el clima y ayudar a los países en desarrollo para 2020, y explicitó su compromiso de ayudar a las naciones en desarrollo en iniciativas como sistemas de información climática y gestión de riesgo de desastre.

Pero los participantes se decepcionaron cuando Merkel anunció su plan para reducir la dependencia del carbón de Alemania. Alrededor del 40% del sector energético de ese país depende del carbón y, de seguir así, Alemania no cumplirá sus objetivos en materia de reducción de emisiones contaminantes para 2020. De hecho, la Unión Europea no podrá lograr su objetivo de reducir los gases de efecto invernadero en por lo menos un 40% para 2030, respecto de los niveles de 1990, a menos que cambien las políticas y redoblen sus compromisos. España, por su parte, es uno de los países de Europa Occidental –junto con Polonia y Alemania– que no ha firmado el compromiso gradual para poner fin a la producción de carbón con el año 2030 como horizonte…

En este sentido, desde el inicio, la cruzada de las negociaciones ha tenido como punto central definir cómo pueden los países más ricos ayudar a los menos desarrollados en la adaptación y en la compensación. Bajo el primer concepto entran las distintas formas de cambiar las economías para depender menos del petróleo, gas y carbón.

La tarea, ya de por sí titánica, se complicó este año cuando Donald Trump anunció que sacaba a su país del Acuerdo climático. Desde su campaña electoral en 2016, el republicano prometió esta medida. Y es que, entre otras razones, el presidente Trump considera que el cambio climático es una “mentira” fabricada por los chinos para minar la economía estadounidense…

Sin embargo, el proceso de renuncia lleva tres años, lo que convierte a Estados Unidos en un signatario hasta entonces. Por eso vino a Bonn una pequeña delegación oficial, con el secretario de Estado, Rex Tillerson, al frente. Y es que un grupo rival de gobernadores, alcaldes y líderes empresarios también estuvo presente en Bonn: la desafiante coalición norteamericana “We Are Still In”, liderada por el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en nombre del Centro de Acción Climática de Estados Unidos. Así pues, hubo dos delegaciones estadounidenses en la cumbre, lo que llevó a los expertos a preguntarse cuál era la que realmente hablaba en nombre del país y a los asistentes a preguntarse con cuál hablar…

En este contexto, los expertos coinciden en que Estados Unidos dejó un vacío en el liderazgo climático. Más allá del compromiso que muestra la Unión Europea, la lupa se puso en los dos mayores responsables junto a EEUU de las emisiones: la India y China. El primero ya asumió el desafío al hacer de la energía solar un proyecto a gran escala. Por su parte, Pekín también da indicios de no querer echarse para atrás. Con su plan para un nuevo mercado nacional de carbono, China propone poner un precio a las emisiones corporativas.

Visto el fracaso de la COP23 y la inacción gubernamental, y visto que no podemos “bajarnos del mundo” como decía Mafalda, nuestras principales esperanzas residen actualmente en las 7.500 ciudades y entidades de todo tipo, en particular centenares de asociaciones de ciudadanos, que se han propuesto avanzar por su cuenta hacia una sociedad baja o nula en carbono. Está en juego el destino de la humanidad.


NOTAS:
(1) El “Diálogo de Talanoa” es importante para suplir el vacío entre el Protocolo de Kioto (vigente hasta el 31 de diciembre de 2012 y extendido por ocho años más hasta el 31 de diciembre de 2020) y el Acuerdo de París, que entrará en vigor en 2020.
(2) Pierre Loti, L’île de Pâques. Journal d’un aspirant de “La Flore”, Éditions La Simarre, Joué-les-Tours, 2016.

Director de ‘Le Monde diplomatique en español’

Publicado en Público.es

]]>
https://www.attac.es/2017/12/04/la-metafora-pascua/feed/ 0