La mala memoria de Fraü Merkel

5 mayo 2013 | Categorías: Opinión, Unión Europea | |

Manuel Millera – Attac Navarra / Nafarroa

EL diario El País retiró hace poco un artículo de Juan Torres López, titulado Alemania contra Europa de su edición andaluza, porque, dijo, contenía informaciones inapropiadas. Del mismo modo, muchos tertulianos y medios han criticado el adjetivo nazi utilizado por algunos articulistas para referirse a la política económica de Alemania, entreviendo un recortado bigote en el labio superior de esta señora. La comparación, evidentemente, proviene de que la rubia teutona ha declarado la guerra al resto de Europa, sin tanques ni campos de concentración, pero igualmente cruenta.

Otros, como Josep Fontana, en El Periódico, han tildado al PP con el mismo adjetivo por la misma razón, hacer la guerra contra los pueblos del Estado español, mientras califican de terrorista o golpista a todo manifestante que se oponga a esta política antisocial, al que no dan otra respuesta que la represiva en grado superlativo, en un escrache gubernamental. Muchos jueces y el Tribunal Europeo han decretado que las hipotecas de este lado de los Pirineos son ilegales y abusivas y no han hecho caso. El pasado 12 de marzo, el Congreso de los Diputados votó en contra de una auditoría de la deuda en el Estado español. Esta medida, que nos permitiría saber cuánto debemos y a quién, fue bloqueada por el PPSOE y CiU: no quieren ni pensar en la posibilidad de que la ciudadanía decida a quién se paga y a quién no, qué parte de la deuda es legítima y cuál no. Simplemente, un chantaje.

Los días 9, 10 y 11 de abril se presentó el libro Crisis y deudocracia, editorial Virus, de W. Rügemer, en Madrid, Pamplona y Barcelona. Werner Rügemer, 1941 Amberg (Alemania), es doctor en filosofía, periodista, ensayista y un experto en temas relacionados con la actividad delictiva de bancos y empresas. En Pamplona se realizó en el marco del seminario Seguimos de crisis: De Argentina a Chipre (2001-2013): La deuda como mecanismo de chantaje político y saqueo económico en la sede de La Hormiga Atómica. La tesis del erudito alemán es similar: pagar la deuda no sólo no soluciona, sino que agrava mortalmente el problema. Pero hay otra circunstancia histórica, que no tocan los medios más importantes.

En efecto, el acuerdo de Londres de 27 febrero de 1953 permitió la anulación de gran parte de la deuda que Alemania contrajo por su ataque ilegal contra Europa. No sólo permitió que un país en ruinas derrotado en la 2ª Guerra Mundial, con su ciudadanía encogida por la culpa saliese del agujero, sino que se convirtiera tan sólo 60 años después en un intransigente gallito. Es decir, el milagro de cómo pasar de deudor a acreedor en un abrir y cerrar de cuentas. Pero el milagro no fue tal, sino consecuencia lógica de una política determinada por los EEUU y su Plan Marshall. La deuda reclamada a Alemania antes de la guerra eran 22.600 millones de marcos incluidos intereses. La deuda de la posguerra 16.200 millones. Estos montos se redujeron a 7.500 millones y 7.000 millones, respectivamente, lo que representó una reducción del 62,6%. En realidad, el artículo de Juan Torres fue retirado de la web de El País debido a presiones mediáticas y políticas alemanas. El establishment alemán no quiere que se hable del pasado relacionándolo con el presente. No les deja en buen lugar.

Si nos arriesgamos a hacer una comparación entre el tratamiento al que es sometida Grecia y el que se le reservó a Alemania después de la 2ª Guerra Mundial, las diferencias e injusticias son asombrosas. El diputado Alexis Tsipras de Syriza, lo explica perfectamente. En el caso de Alemania en relación con el Estado español, el tema es doblemente sangrante porque fue la ayuda de Hitler a Franco lo que decidió la balanza hacia el lado fascista en la Guerra Civil (36-39) como un laboratorio cómodo para engrasar la maquinaria. El Estado español nunca pidió indemnizaciones de guerra a Alemania. Gernika y las guillotinadas reformas sociales de la 2ª República dan sobrados motivos. ¿Cuánto valen 40 años de retraso?

Hoy el establishment alemán (los centros financieros y las grandes empresas dedicadas a la exportación junto a su instrumento político, bien representado por el Gobierno Merkel) domina el Consejo Europeo, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Junto con el FMI, este establishment dicta e impone a los países periféricos de la Eurozona unas políticas públicas que están dañando el nivel de vida y bienestar de sus clases populares. El mismo monopolio que aupó al trono al frustrado pintor chillón.

Según Eric Toussaint, debemos negarnos a pagar la deuda ilegítima. Hay varios ejemplos que merecen ser recordados: Argentina, final de 2001, decide suspender el pago de gran parte de la deuda de 90 mil millones de dólares. Tiene 44 procesos abiertos con el BM, pero ha dejado de pedir prestado y el país sigue funcionando. En Ecuador, Correa pide una auditoría de la deuda en julio de 2007; en noviembre de 2008 suspende su pago, economizando 2,2 miles de millones y dejando de reconocer la competencia del BM. Están estudiando una nueva moneda. Islandia, en 2008 se negó a pagar la deuda que tenían sus bancos con otros británicos y holandeses. Ha ganado algún pleito internacional y sale de la crisis (léase estafa) mucho mejor que otros que han agachado la cabeza. Pero recordando que los ejemplos citados no son modelos, sino experiencias de las que sacar lecciones políticas. ¿Debería tomar rabos de pasa fraü Merkel para mejorar su memoria?

Dos orillas, la misma deuda. El último fin de semana de marzo, por la convocatoria del Foro Social Mundial en Túnez, tuvo lugar el primer encuentro de partidos mediterráneos contra la deuda, al que acudieron representantes de organizaciones políticas de trece países. Los países BRICS crean su propia agencia de calificación de riesgo. ¿Puede ser este el camino? Más una movilización unitaria, creciente y continua, claro.

Artículo publicado en noticias de Navarra

ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Síguenos

Sigue nuestro feed Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter telegram

Economía para la ciudadanía

Libros recomendados:

A la calle sin miedo

 


 

Pensiones

Campañas


Blogosfera ATTAC

Consejo científico

Vicenç Navarro
Vicenç Navarro
  • No post
  • Juan H. Vigueras
    La Europa Opaca de las FinanzasJuan H. Vigueras
    Alberto Garzon
    Pijus EconomicusAlberto Garzon
  • No post
  • Gustavo Duch
    PALABRE-ANDO. Porque contar es otra forma de caminarGustavo Duch
    Julio C. Gambina
    Notas y artículos de análisis sobre la actualidad político-económica.Julio C. Gambina
    Carmen Castro
    Constructora de otros dos mundosCarmen Castro

    Comité de apoyo

    Rosa Maria Artal
    El periscopioRosa Maria Artal
    Federico Mayor Zaragoza
    La fuerza de la palabraFederico Mayor Zaragoza

    Otros blogueros

    Antonio Fuertes
    Res pública globalAntonio Fuertes
    Carlos Sanchez Mato
    Economía para críticos e indignados Carlos Sanchez Mato
    Carlos Martinez
    Portuario en ExcedenciaCarlos Martinez
  • No post
  • Chema Tante
    La casa de mi tíaChema Tante

    Aquí hablamos de...

    Archivo