“El mayor desincentivo al empleo es el propio empleo”

9 junio 2018 | Categorías: General, Opinión | |

ENTREVISTA | David Casassas (Universidad de Barcelona)

“Deberíamos construir paquetes de medidas que nos permitan negociar la vida que desearíamos tener. La renta básica forma parte de ese paquete, donde convive con la vivienda, la educación, la sanidad y los cuidados”, sostiene en la entrevista

“Con la renta básica no se aspira a tener una sociedad estrictamente igualitaria en términos de reparto de recursos, sino una sociedad en la que las personas puedan aspirar a tener proyectos de vida propios libremente escogidos”

“Hay un vínculo clarísimo entre renta básica y empoderamiento femenino ya que no deja de ser una herramienta que termina con muchas formas de dominación”

Mónica Martín
David Casassas en el CCCB

David Casassas en el CCCB

“La economía siempre ha estado arraigada en la política, no hay mercado que no sea el resultado de una decisión política sobre cómo intercambiar ciertos bienes o servicios”, indica David Casassas en su último libro Libertad Incondicional (Paidós), en el que también sienta los cimientos de una teoría sobre renta básica como revolución democrática y oportunidad para tomar el control de nuestros proyectos de vida.

“La democracia es el derecho a decidir en todas las esferas de la vida social y para ejercerla necesitamos recursos materiales e inmateriales incondicionalmente garantizados, sin ellos no hay democracia”, advierte el profesor de teoría social y política (Universidad de Barcelona), que responde a las preguntas de eldiario.es.

“Nos habéis quitado demasiado, ahora volvemos a quererlo todo”. En el libro sostiene que la renta básica es la solución para conseguir ese “todo”.

Esta frase de Marco Revelli resume por qué la gente trabajadora está indignada en un mundo en el que el giro neoliberal del capitalismo ha desmontado el pacto social de posguerra. En ese pacto, las clases trabajadoras logramos seguridad socioeconómica, y a cambio, las centrales sindicales y partidos de izquierdas renunciaron al objetivo central del movimiento obrero: el control de la producción y hoy, deberíamos añadirle el control de la reproducción.

Para poder controlar qué producimos, cómo, dónde, con quién, para qué y a qué ritmo, necesitamos recursos, de ahí la importancia de la renta básica junto con otras medidas como impulso en la producción y la reproducción.

La renta básica (RB) sería una parte de la solución para conseguir ese “todo”. El capitalismo ha funcionado a lo largo de la historia a base de quitarnos bienes comunes y cuando esto ocurre, nos vemos obligados a suplicar un trabajo o un subsidio. Por tanto, deberíamos construir paquetes de medidas que nos permitan negociar la vida que desearíamos tener. La renta básica forma parte de ese paquete, donde convive con la vivienda, la educación, la sanidad, los cuidados… todos ellos entendidos también en clave incondicional.

¿Cómo financia un Estado un paquete de medidas incondicional? ¿Hay dinero para todo?

Hay trabajos de expertos que demuestran que sí. Se trata de entender que la renta básica va integrada al sistema impositivo, de modo que, las prestaciones monetarias actualmente existentes inferiores a la renta básica quedarían suprimidas. Si hubiera prestaciones superiores a la renta básica se complementarían. Todo esto produciría un gran ahorro y no se tocaría ni un euro del Estado de Bienestar.

Por otro lado, hay que entender el proceso de transferencia de ingresos del conjunto de personas con más poder adquisitivo al resto (ellos incluidos). Habría que pensar qué figuras impositivas tocamos, la mayoría de trabajos apuntan a un sistema plural con unos tipos impositivos un poco más altos. Recordemos que en España estamos al 75% de la media de la presión fiscal europea, no estamos hablando de una política que exija una transformación molesta del sistema impositivo.

Pero la renta básica podría provocar un proceso inflacionista.

La inflación podría darse si hay un incremento de la masa monetaria y no es el caso. Por otro lado, podría haber inflación si hay presión de demanda sobre determinados bienes y servicios. Estamos en una economía de mercado, si suben el precio del pan aparecerán precios más asequibles. Si tenemos mercados monopólicos u oligopólicos y el metro cuadrado de la vivienda comienza a dispararse, la historia y el capitalismo nos ha mostrado que no hay ningún problema en regular los mercados. Los poderes públicos deberían poder establecer que el precio del metro cuadrado no supere cierta cantidad.

Por otro lado, si la presión de la demanda dispara los precios, los Estados nos han demostrado que para salvar bancos o grandes empresas son perfectamente capaces de diseñar las condiciones de los mercados. La derecha regula los mercados a favor de los intereses de unos pocos.

¿La renta básica sería la solución a la precariedad laboral?

La RB otorga poder a la hora de elegir un trabajo remunerado o no remunerado. En relación al primero, nos ayudaría, en cierto modo, a hacer efectivos ciertos derechos. ¿Vas a firmar un contrato dispuesto a aceptar cualquier condición porque necesitas ese trabajo o hay unas condiciones de partida que te permiten decidir si firmas o no? Tanto Aristóteles como Marx afirmaron en momentos distintos que esto equivale a una esclavitud salarial y actualmente acudimos a firmas de contratos desposeídos de todo poder. El trabajo asalariado no es por definición perjudicial para la dignidad humana, siempre y cuando podamos levantar la mirada y co-decidir.

Pero la renta básica puede generar un desincentivo al empleo generalizado

El mayor desincentivo al empleo es el propio empleo. En general, las condiciones laborales son un desastre, incluso terroríficas, a veces tenemos que estar en dos o tres empleos a la vez. De lo que se trata es de articular puertas de salida que a su vez generen puertas de entrada al mundo del trabajo. Tenemos que empoderarnos con herramientas para poder realizar otros tipos de empleos, con otros horarios o procedimientos, pero sobre todo co-determinando qué se hace y cómo. Y a partir de ahí tendríamos que volvernos a preguntar por los incentivos hacia el empleo.

Hay estudios que explican el comportamiento de la gente en relación al trabajo cuando disponen de recursos incondicionales. La tendencia es salir del mercado para formarse, dedicar tiempo a los cuidados y después regresar con mayor cualificación para emprender algún proyecto propio o de manera cooperativa. Con la RB hay quien dice “la gente se va a tirar a la bartola”, de entrada igual sí, pero a largo plazo lo que la gente quiere es trabajar en algo que le aporte sentido. Se trata de sentar las condiciones del trabajo con sentido y consentido.

Hay economistas que apuntan a que la renta básica aumentaría la desigualdad entre ricos y pobres

No habría desigualdades porque en términos fiscales se daría un gran proceso de redistribución de la renta y en términos de poder social se lo estaríamos otorgando a aquellos que aun no lo tienen. Esto da lugar a un mundo diverso pero no desigual. Con la RB no se aspira a tener una sociedad estrictamente igualitaria en términos de reparto de recursos, sino una sociedad en la que las personas puedan aspirar a tener proyectos de vida propios libremente escogidos. La cuestión es que todos tengamos la misma oportunidad de llevar a cabo estos proyectos.

¿Afectaría a la mecanización del trabajo?

Nos encontramos ante un proceso ingente de automatización de empleos, en parte este proceso nos ayuda a ahorrarnos trabajos de baja cualificación. Deberíamos aprovechar el gran caudal de liberación de trabajos sin sentido, y a partir de aquí dedicar este tiempo al ocio, cuidados u otro trabajo remunerado. La renta básica nos ayudaría mucho en este contexto. Además, tenemos que pensar que el capitalismo es un sistema ineficiente, nos obliga a aceptar trabajos que no tienen nada que ver con nosotros y no nos deja cultivar nuestro talento. En cambio, en un mundo con RB y otros recursos, podemos administrar noes y síes para montar nuestra historia productiva, reproductiva y remunerada, pero siempre escogida por nosotros.

Aborda la idea de “libertad incondicional para todos” incidiendo en la idea de libertad como control total sobre el recurso de renta básica, ¿cree que la población llegaría a tener el control absoluto sobre una renta básica?

La libertad no es posible si no controlamos los recursos materiales e inmateriales que nos pueden hacer libres. La RB es uno de ellos. Vivimos en regímenes de libertad condicionada: suplicamos empleo, subsidio, las mujeres tenéis que acudir al mercado laboral escapando de relaciones no deseadas en la esfera doméstica y suplicando que tampoco os maltraten en el puesto de trabajo… La libertad incondicional exige condiciones: que los recursos sean incondicionales. Tener el control absoluto sobre esto es complicado, del mismo modo que es complicado asegurar que no se va a recortar en sanidad o educación. Además, es importante tener en cuenta que la RB tiene que ir ligada al control del potencial liberticida de las grandes concentraciones de poder económico-privado.

¿Cree que la RB contribuye a acabar con la sociedad patriarcal?

La renta básica concede poder de negociación a todo el mundo, pero de momento no va a acabar con la sociedad patriarcal. Carole Pateman, teórica feminista, ve la RB como un “contrapoder doméstico” y por otro lado, hay un sector feminista que afirma que esta medida no visibiliza el trabajo de cuidados no remunerado. Yo diría que aunque seas mujer u hombre, estés en el hogar o en el trabajo remunerado, en cualquiera de los casos la RB otorga ese poder para convertir tu trabajo en algo digno.

En cualquier caso hay un vínculo clarísimo entre RB y empoderamiento femenino ya que no deja de ser una herramienta que termina con muchas formas de dominación. En el caso de las víctimas de violencia de género, puede ayudarlas a reiniciar su proyecto personal. En definitiva, la RB constituye un reset para vidas no elegidas.

¿Qué postura deberían asumir los movimientos sociales y políticos?

Las fuerzas políticas del cambio están retrocediendo en lo que concierne a su horizonte programático. La gente sabe que se les ha quitado demasiado y ya no se conforman con migajas, quieren la panadería y también quieren decidir qué es lo que se fabrica.

En el 15M dijimos que las vidas no están en venta y además, necesitamos recursos que nos permitan construirlas, por tanto, las políticas públicas deberían ir enfocadas a instaurar mecanismos que nos garanticen bienes público-comunes para que todo el mundo pueda escoger una vida.

También deberíamos plantearnos convertir el emprendimiento en un derecho universal, es una buena herramienta para iniciar caminos productivos y reproductivos propios y a día de hoy es un privilegio al que solo acceden unos pocos.

¿La democracia está en peligro sin renta básica?

La democracia y la ciudadanía no son posibles sin una existencia material garantizada. El famoso derecho a decidir, que está tan de moda aquí en Catalunya, es exactamente igual. La democracia es el derecho a decidirlo todo libremente en todas las esferas de la vida social, y para ejercerla, necesitamos recursos materiales e inmateriales incondicionalmente garantizados, sin ellos no hay democracia. Tenemos sobradas razones para afirmar que la RB puede jugar un papel muy importante en ese paquete de recursos.

ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Síguenos

Sigue nuestro feed Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter telegram

Economía para la ciudadanía

Campañas

Díptico TTIP

 


 

ILP Renta Básica


Libros recomendados:

A la calle sin miedo

 


 

Pensiones

Blogosfera ATTAC

Consejo científico

Vicenç Navarro
Vicenç Navarro
  • No post
  • Juan Torres Lopez
    Ganas de EscribirJuan Torres Lopez
    Juan H. Vigueras
    La Europa Opaca de las FinanzasJuan H. Vigueras
    Alberto Garzon
    Pijus EconomicusAlberto Garzon
  • No post
  • Gustavo Duch
    PALABRE-ANDO. Porque contar es otra forma de caminarGustavo Duch
    Julio C. Gambina
    Notas y artículos de análisis sobre la actualidad político-económica.Julio C. Gambina

    Comité de apoyo

    Rosa Maria Artal
    El periscopioRosa Maria Artal

    Otros blogueros

    Antonio Fuertes
    Res pública globalAntonio Fuertes
    Carlos Sanchez Mato
    Economía para críticos e indignados Carlos Sanchez Mato
    Carlos Martinez
    Portuario en ExcedenciaCarlos Martinez
    Chema Tante
    La casa de mi tíaChema Tante

    Aquí hablamos de...

    Archivo