ATTAC España https://www.attac.es Justicia económica global Sun, 17 Dec 2017 06:00:38 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=3.7.1 La OMC, una de las dos mayores organizaciones criminales que existen a nivel mundial, la otra es la OTAN https://www.attac.es/2017/12/17/la-omc-una-de-las-dos-mayores-organizaciones-criminales-que-existen-a-nivel-mundial-la-otra-es-la-otan/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-omc-una-de-las-dos-mayores-organizaciones-criminales-que-existen-a-nivel-mundial-la-otra-es-la-otan https://www.attac.es/2017/12/17/la-omc-una-de-las-dos-mayores-organizaciones-criminales-que-existen-a-nivel-mundial-la-otra-es-la-otan/#comments Sun, 17 Dec 2017 06:00:38 +0000 https://www.attac.es/?p=48317 Atilio Boron - Rebelión

En esta nota nos ocuparemos de la primera, dado que en estos días se está celebrando en Buenos Aires la reunión Cumbre de esa organización. La OMC es la sucesora del Acuerdo General de Comercio y Aranceles Aduaneros pactado a la salida de la Segunda Guerra Mundial. Creada el 1ª de Enero de 1995 durante los años del apogeo del infausto Consenso de Washington (hoy repudiado por el gobierno estadounidense) tiene por misión, al igual que el acuerdo que le precedió, sentar las bases comerciales, financieras y jurídicas (el derecho de propiedad, sobre todo intelectual para preservar las marcas y las patentes de los gigantescos oligopolios que dominan la economía mundial) en el marco del neoliberalismo global; organizar la aplicación de todo tipo de sanciones y represalias sobre los países que violan sus reglas y regulaciones; y perpetuar la actual división internacional del trabajo por la cual los países ricos lo son cada vez más mientras que los pobres se distancian cada vez más de los primeros.

Por supuesto, las reglas de la OMC jamás fueron sometidas a discusión democrática alguna y es la expresión más refinada del orden mundial que desea el imperialismo y sus grandes transnacionales. Podría decirse que la OMC es el ministerio de hacienda del imperio. Se trata de una agrupación con tintes mafiosos, que se encarga de organizar el chantaje y la extorsión ejercidas por el imperialismo y sus principales aliados y empresas sobre los países más débiles. Por ejemplo, sólo algunos gobiernos tienen acceso a la sistemática recopilación de datos sobre comercio y aranceles que maneja la OMC. Las organizaciones sociales, representantes de la enorme mayoría de la población mundial no tiene acceso alguno a sus deliberaciones –¿o conspiraciones?- e inclusive, como se ha demostrado escandalosamente en la Cumbre de Buenos Aires, tampoco se permite la participación efectiva de organizaciones interesadas en promover un orden internacional más justo. Por otra parte, es evidente que nada funciona en el seno de la OMC si no existe un acuerdo entre Estados Unidos y la Unión Europea. El problema actual es que el gobierno de Donald Trump se ha parcialmente apartado de la OMC porque, a su juicio, la expansión del neoliberalismo global ha terminado por debilitar a la economía norteamericana, no así a sus grandes transnacionales y la Casa Blanca está retomando las nunca del todo abandonadas banderas del proteccionismo. Y la Unión Europea, lo sabemos, es “librecambista” en los rubros que le conviene y en el campo de la retórica, pero furibundamente proteccionista en los demás, sobre todo en agricultura.

La estructura mafiosa de la OMC se revela, entre muchas otras cosas, en una cláusula que exige a los nuevos miembros su adhesión completa de la totalidad de los acuerdos pre-existentes, los cuales no pueden ser sometidos a revisión. Quien entra acepta todos, y si no se queda afuera y sufre las consecuencias de la marginación del comercio mundial. Pero esto no es lo más grave. Hay otras dos reglas que deben aceptar todos los miembros de esta mafia de cuello blanco, que apadrina paraísos fiscales, el control monopólico de los mercados y la preeminencia de las grandes potencias. Uno, el compromiso de garantizar la “liberalización progresiva” de los diversos sectores de la economía y la irreversibilidad de las reformas neoliberales. El papel ideológico-político se torna absolutamente evidente a partir de este compromiso de estabilizar el holocausto social, económico y ambiental producido por las políticas neoliberales. Dos, gracias a las presiones del gobierno de George W. Bush en la época de gloria del Consenso de Washington la OMC comenzó a incluir en su jurisdicción el “comercio de servicios” y no, como antes, tan sólo el de bienes manufacturados, minerales y productos agropecuarios. Así, pasaron progresivamente a ser regulados por esta organización lo intercambios de “servicios” tales como las comunicaciones, las finanzas, el transporte, el turismo pero también la salud y la educación, adquiriendo de este modo el rango universal de mercancías y sepultando la noción de que se trataba de derechos de exigencia imperativa no susceptibles de ser regulados por las leyes del mercado.

Esto quiere decir que a menos que los pueblos salgan a defender con fuerza e inteligencia sus derechos en pocos años más absolutamente toda la vida económica y social del planeta estará regida por las leyes del mercado. Y en materia educativa, por ejemplo, será ilegal sostener a la educación pública porque sería considerada por la OMC como una práctica discriminatoria que impide la libre competencia en el mercado educativo mundial. Así como se sanciona a un país que subsidia a un producto de exportación se haría lo mismo con quien subsidie su educación o su salud, con las desastrosas consecuencias que son de esperarse. Por eso la OMC se ha ganado en buena ley esta caracterización como una organización mafiosa y criminal, que ha sembrado pobreza y explotación económica a lo ancho y a lo largo del planeta, como lo muestran las láminas que acompañan esta presentación. Por eso también es necesario diseñar una estrategia mundial para neutralizar el proyecto planetario de la OMC. Luchas nacionales o locales aisladas, por abnegadas y heroicas que sean, no controlarán a esta mafia criminal. Se requiere la organización de todos los pueblos del mundo en una “anti-OMC”, o una nueva internacional de los pueblos, que coordine las luchas en los diferentes países para defenderse de la catástrofe que nos amenaza si los planes de la OMC llegaran finalmente a prevalecer. Por algo hablaba Chávez de la necesidad de fundar un Quinta Internacional.

 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious digg meneame twitter

]]>
https://www.attac.es/2017/12/17/la-omc-una-de-las-dos-mayores-organizaciones-criminales-que-existen-a-nivel-mundial-la-otra-es-la-otan/feed/ 0
Bitcoin: entre mineros y ballenas https://www.attac.es/2017/12/16/bitcoin-entre-mineros-y-ballenas/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=bitcoin-entre-mineros-y-ballenas https://www.attac.es/2017/12/16/bitcoin-entre-mineros-y-ballenas/#comments Sat, 16 Dec 2017 06:00:49 +0000 https://www.attac.es/?p=48314 Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

El lunes se iniciaron las ventas de bitcoin en el mercado de futuros por la empresa especializada en derivados Cboe Global Markets con sede en Chicago. Este acontecimiento muestra cómo las grandes entidades del mundo financiero han decidido introducir esta criptomoneda al carril de alta velocidad de la actividad especulativa.

La incorporación de bitcoin al sistema financiero formal es la culminación de la breve historia de esta criptomoneda y el comienzo de una nueva carrera que se anuncia vertiginosa. El estreno en el mercado de futuros es sólo el preludio, pues pronto vendrá la creación de derivados denominados en bitcoin. La opacidad en el casino de la especulación acaba de aumentar en varios grados de magnitud.

Bitcoin se acompaña de una nueva tecnología de transacciones basada en una red incorruptible. Esa tecnología fue diseñada por un colectivo que usa el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Su principal aportación es la solución al problema de la falta de confianza que afecta todo sistema de pagos. Esta complicación es especialmente aguda en el caso de transacciones con medios de pago digitales. A diferencia de un instrumento como un billete que sólo puede existir en un solo lugar a la vez, una moneda digital no ocupa un espacio físico y, por lo tanto, su utilización en una transacción no la retira de su poseedor. Evitar que sea utilizada más de una vez se convierte en un problema difícil de resolver.

Tradicionalmente las soluciones para evitar la doble utilización de un medio de pago digital han recurrido a un intermediario capaz de verificar cuándo una unidad de moneda ya ha sido utilizada. Pero como el riesgo no se elimina por completo y subsiste la incertidumbre, se ha recurrido a distintos métodos de rúbricas digitales para proteger los códigos de las transacciones. Sin embargo ese recurso todavía necesita un agente verificador.

En 2008 Nakamoto creó una solución descentralizada que elimina los intermediarios (su artículo original está disponible en bitcoin.org). Se trata de un innovador sistema de cadena de bloques (blockchain) que permite identificar cada transacción encriptada y añadirla a la secuencia de intercambios de tal forma que todos y cada uno de los nodos de la cadena actualiza su contabilidad instantáneamente. La cadena es como una contabilidad global en la que se inscriben todas las transacciones encriptadas y está abierta a todos los usuarios, eliminando así el problema de la desconfianza. El registro histórico no puede ser alterado y entre más crece la cadena más se aleja la posibilidad de un ataque para perturbarla. Sólo un hacker con un poder computacional superior al de todos los nodos podría aspirar a perturbar la cadena.

Al proceso de verificación de las transacciones y su inscripción en la cadena global se le conoce como minería y es también el mecanismo a través del cual se crean los bitcoin. Los mineros aglutinan las transacciones recientes en bloques pero para ello deben resolver un complejo rompecabezas. La dificultad para armar el rompecabezas varía y es ajustada cada dos semanas. El primero que logra resolverlo puede entonces colocar el nuevo bloque en la cadena y es recompensado con las cuotas de transacción (de todas las operaciones en el bloque) y con bitcoin.

Pero subsisten problemas que esta ingeniosa tecnología no puede resolver. El más grave es el de la especulación. Bitcoin es, al igual que cualquier medio de pago, un activo con reserva de valor. Desde ese punto de vista, es un objeto codiciado por los especuladores que aspiran a adquirirlo cuando su precio está aumentando para venderlo más caro el día de mañana.

Otro problema asociado al de la especulación es el del apalancamiento y la concentración de bitcoin en pocas manos. Los poseedores de grandes cantidades de bitcoin son conocidos como ballenas y hoy tienen gran poder sobre la determinación del precio de esta criptomoneda. Alrededor de 50 por ciento de los bitcoin en circulación está detentado por unas mil personas.

En los pasados 30 días el valor de bitcoin pasó de 5 mil 822 a 17 mil 298 dólares. A los precios que corren no es difícil que muchas ballenas quieran vender una parte significativa de su acervo. Estos grandes cetáceos del océano financiero también pueden comunicarse a grandes distancias para coludirse y afectar los precios. Todo esto es una pesadilla para los reguladores de los mercados financieros. Bitcoin es una criptomoneda, pero formalmente todavía no es un título financiero. Por el momento todavía escapa al radar de las agencias reguladoras, pero las operaciones seguirán siendo difíciles de detectar cuando surjan los derivados como opciones y swaps exóticos de bitcoin en los mercados de futuros.

Se afirma que la tecnología de la cadena de bloques tiene muchas otras aplicaciones al aniquilar el problema de la desconfianza. Pero en sus laberintos nos recuerda aquéllas palabras de T. S. Eliot en sus Coros desde la roca al evocar a aquellos hombres que tratan de escapar de la oscuridad interior soñando con sistemas tan perfectos que nadie necesitará ser bueno.

Publicado en La Jornada

Twitter: @anadaloficial

]]>
https://www.attac.es/2017/12/16/bitcoin-entre-mineros-y-ballenas/feed/ 0
Comercio electrónico en la OMC: lo que Argentina no quiso que se oiga https://www.attac.es/2017/12/15/comercio-electronico-en-la-omc-lo-que-argentina-no-quiso-que-se-oiga/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=comercio-electronico-en-la-omc-lo-que-argentina-no-quiso-que-se-oiga https://www.attac.es/2017/12/15/comercio-electronico-en-la-omc-lo-que-argentina-no-quiso-que-se-oiga/#comments Fri, 15 Dec 2017 06:00:40 +0000 https://www.attac.es/?p=48304 Sally BurchAlainet

¿Cuáles serían las opiniones tan “disruptivas” que el gobierno argentino quiso apartar de la Organización Mundial del Comercio –OMC–, cuando negó la inscripción de unos 60 participantes a la Reunión Ministerial, y a varios impidió el ingreso al país, sea al negarles la visa o, en dos casos incluyendo el mío, mediante la deportación?

Uno de los temas de la agenda de la Reunión Ministerial de la OMC, que hoy se cierra en Buenos Aires, con mínimos acuerdos, es la propuesta de abrir negociaciones sobre el comercio electrónico. Un tema sobre el cual numerosas organizaciones y personas hemos estado advirtiendo que no es conveniente para los países en desarrollo, para nuestros PyMES, ni para la ciudadanía en general.

Hoy el comercio en bienes y servicios digitales está remplazando, aceleradamente, el comercio en bienes y servicios físicos, en numerosas áreas, y eso se extenderá mucho más con el “Internet de las cosas” y la inteligencia artificial. En principio, el comercio electrónico podría traer muchos beneficios, para crear empleos, innovación, entre otros. No obstante, el problema es que, en ausencia de regulaciones, la transición hacia lo digital en muchas áreas favorece una mayor concentración –cuando no monopolización–. Es justamente lo que estamos viendo, cuando un 50% del comercio electrónico en el mundo hoy pasa por Amazon.com, mientras que Google y Facebook concentran gran parte del mercado publicitario en Internet.

Quienes proponen estas negociaciones argumentan que favorecerán a las PYMES; pero las pequeñas empresas son las que menos podrán competir con estas corporaciones, que tienen los beneficios de escala, subsidios, infraestructura nacional, avances tecnológicos, etc. Lo que necesitan son regulaciones y políticas nacionales que les den oportunidades de desarrollar su capacidad tecnológica, acceso preferente a mercados y competencias.

Pero las medidas vinculantes que los países desarrollados quieren imponer en la OMC (y que de hecho ya se habían negociado en los acuerdos comerciales TPP y TISA), buscan más bien la desregulación, y priorizan cláusulas cuyo efecto será reforzar aún más esta concentración de poder en unas pocas grandes empresas transnacionales (ENTs).

Esta agenda pro-ENT, impulsada desde 2016 por EE.UU., y ahora por Europa y Japón (dada la política unilateralista del gobierno de Trump), implicaría, entre otros:

- El “libre flujo de datos”, que en la práctica significa que los datos personales de todos y todas se convierten en un commodity que las grandes corporaciones pueden llevarse y explotar, con grandes ganancias, sin ningún beneficio personal ni colectivo para quienes entregan los datos. Significa también que nuestros países poco podrán hacer para proteger la privacidad de su ciudadanía, ya que se aplicarán las leyes del país donde se almacenan los datos (que en el caso de EEUU, son poco favorables para su población nacional y casi nulos para los usuarios extraterritoriales).

Vale tener presente que los datos son muy codiciados en tanto insumo básico de la economía digital. Si los países en desarrollo renuncian a la posibilidad de regular adecuadamente su extracción y uso (por ejemplo con exigencia de almacenamiento local de datos), estarán sacrificando la posibilidad de sacarles provecho para desarrollar su propio sector tecnológico.

- Se negaría a los países en desarrollo la posibilidad de exigir a los inversores transferencia tecnológica, lo que significa perder una oportunidad para desarrollar conocimiento y capacidad local (formación de trabajadores) y desarrollar su propio sector tecnológico.

- Los países no podrán exigir que las grandes empresas extranjeras de comercio electrónico tengan presencia física en el país. Esto significa, por un lado, pérdida de empleos, o su precarización mediante la tercerización o contratación de trabajadores autónomos, y por otro que los consumidores no tendrán recurso legal dentro del país para reclamos.

- Tampoco podrán exigir a las empresas cuyos servicios digitales se contratan que abran el código fuente, o que usen software nacional. Esto es particularmente preocupante en el caso de la inteligencia artificial, ya que son sistemas con capacidad de tomar ciertas decisiones autónomamente, mediante algoritmos, que si no se sabe cómo operan, difícilmente se podrá pedir rendición de cuentas por malas decisiones o garantizar que no tengan un sesgo incorporado.

Próximos pasos

En todo caso, por ahora, la apuesta de abrir negociaciones no prosperó. Una mayoría de países en desarrollo, liderados por India y casi toda África, se han negado hoy a que se dé este mandato a la OMC. Es un logro, considerando que las presiones para aceptar fueron muy fuertes.

Pero el tema no termina allí. Otros 70 países (principalmente los que son parte de las negociaciones de TISA, y también Argentina), adoptaron una declaración a favor del comercio electrónico “y las oportunidades que crea para el comercio incluyente y el desarrollo”, donde ponen énfasis en las oportunidades para los MiPYMES; y acuerdan emprender un trabajo en paralelo, a partir del 2018, abierto a todos los países, para “iniciar un trabajo conjunto exploratorio hacia futuras negociaciones en la OMC sobre los aspectos relacionados con el intercambio comercial del comercio electrónico” (traducción libre). Todo indica que es una forma de circunvalar los procedimientos formales de la OMC (donde ya existe un grupo de trabajo sobre comercio electrónico, sin mandato negociador), para volver con fuerza en la OMC con un acuerdo pre-negociado, con los MiPYMES como la carnada para concitar adhesiones.

Al igual que muchos otros temas que se discuten en la OMC, el comercio electrónico (y la nueva economía digital) tiene implicaciones de gran importancia para los derechos humanos, el desarrollo, la justicia social, entre otros. Y estos temas no deben discutirse en espacios cerrados y sin voces de la ciudadanía. Sería un error pensar que la agenda del comercio electrónico es un tema técnico que se puede dejar en manos de “expertos”. El futuro de nuestros países y su desarrollo podría estar fuertemente comprometidos si estas negociaciones prosperan.

Todo indica que son las críticas a propuestas como éstas que Argentina quiso minimizar en las reuniones de esta semana.

 

Sally Burch es periodista británica- ecuatoriana, directora ejecutiva de la Agencia Latinoamericana de Información – ALAI.

 

]]>
https://www.attac.es/2017/12/15/comercio-electronico-en-la-omc-lo-que-argentina-no-quiso-que-se-oiga/feed/ 0
Economía internacional : Todo va muy bien, señora marquesa https://www.attac.es/2017/12/14/economia-internacional-todo-va-muy-bien-senora-marquesa/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=economia-internacional-todo-va-muy-bien-senora-marquesa https://www.attac.es/2017/12/14/economia-internacional-todo-va-muy-bien-senora-marquesa/#comments Thu, 14 Dec 2017 06:00:13 +0000 https://www.attac.es/?p=48286 Eric Toussaint - CADTEM / Consejo Científico de ATTAC Francia

«Todo va muy bien, señora marquesa» (Tout va très bien, madame la marquise) |1| es una canción de 1935 que conoció en Francia un gran éxito en plena crisis. Traducida a numerosas lenguas, esta frase se ha convertido en una expresión proverbial para designar una actitud de ceguera ante una situación desesperada.

Las declaraciones de Mario Draghi, de Jean-Claude Junker, de Donald Trump… hacen pensar en esta canción. Se les puede imaginar participando en el diálogo entre el criado James y la señora marquesa.

La situación del capitalismo no es desesperada. Lamentablemente, pues nos gustaría enterrar a este sistema mortífero. No obstante, se están reuniendo diferentes ingredientes de una nueva crisis financiera internacional.

A menudo, en víspera de una crisis financiera, todo parece ir bien. Algunas señales son por ejemplo completamente engañosas. El crecimiento económico parece alentador cuando en realidad está fundado en gran medida en una fiebre especulativa en ciertos sectores. Las quiebras son limitadas, los balances de las empresas parecen sólidos. Recordemos las notas triple A concedidas por las agencias de notación a la firma norteamericana Enron en 2000 antes de que la empresa quebrara, dando la señal de partida para la crisis de las punto-com de 2001-2002. Recordemos las notas triple A atribuidas a los productos estructurados ligados al mercado de las subprimes en 2006-2007. Recordemos las declaraciones tranquilizadoras de Alan Greenspan, director de la Reserva Federal de los Estados Unidos entre 1987 y 2006, en vísperas de la crisis de las subprimes. Afirmaba que los riesgos estaban tan bien diseminados en el sistema y tan bien cubiertos por los CDS (Credit Default Swap, especie de seguros contra los riesgos de impagos) que ninguna crisis estaba a la vista. El FMI, en su informe anual de 2007, pretendía que todo estaba tranquilo y que el crecimiento económico era sólido.

La situación en 2017 hace pensar en situaciones de precrisis en las que todo parece estar bajo control y durante las que los dirigentes políticos hacen declaraciones tranquilizadoras. La situación actual se parece de una cierta forma a lo que ocurrió en 1987. Se había conocido un alza fuerte de los mercados bursátiles y una subida importante de las obligaciones de empresas privadas (las obligaciones de empresas, corporate bonds en inglés, son títulos financieros emitidos por las empresas privadas para financiarse, son promesas futuras de reembolsos a cambio de fondos).

Hay sin duda una diferencia importante entre la situación actual y la de hace 30 años: algunos bancos centrales (el Banco de Japón, el BCE, el Banco de Inglaterra…) poseen una parte de las corporate bonds |2| y es un elemento de estabilidad pues no corren el riesgo de vender catastróficamente en caso de comienzo de pánico en el mercado privado de obligaciones. La FED, por el contrario, no las ha comprado aún. El año pasado, viendo que el mercado de las corporate bonds corría el riesgo de implosionar en el futuro, su directora general anunció que la FED podría eventualmente ponerse a comprar pero no se ha tomado ninguna decisión hasta hoy. Ahora bien, es el mercado americano el más desarrollado y el que corre más riesgos.

Por otra parte, la FED posee una cantidad enorme de productos estructurados que ha comprado para ayudar a los bancos a afrontar las consecuencias de la crisis de 2008. La FED poseía en octubre de 2017, 1770 millardos de dólares de productos estructurados ligados al mercado inmobiliario (Mortage Backed Securities, MBS) |3|. La FED sabe muy bien que, en caso de intentar revender en un próximo futuro estos productos tóxico, correría el riesgo de provocar un hundimiento del valor de los títulos que tendría un efecto en cadena con quiebras como resultado.

JPEG - 64.1 KB
MBS en manos de la FED- fuente: Board of Governors of the Federal Reserve System (US), Federal Reserve Bank of St Louis Economic Data


Los factores de la crisis: las deudas privadas en el corazón del problema

En 2017 asistimos a la prosecución de una importante subida de las capitalizaciones bursátiles que comenzó hace varios años. Se trata de una subida en gran medida especulativa estimulada por las recompras de acciones y la política de dinero fácil seguida por los bancos centrales. La burbuja bursátil acabará por estallar.

Asistimos igualmente a una fuerte subida del volumen de las deudas de las grandes empresas privadas (aumento de 7800 millardos de dólares de las deudas de las empresas privadas no financieras entre 2010 y 2017 en los Estados Unidos). Se desarrolla una burbuja especulativa en el mercado de los corporate bonds. Los junk bonds (obligaciones de empresa de alto riesgo) son muy buscadas pues producen un alto rendimiento.

Se añade el relanzamiento de una burbuja del crédito privado al consumo en el sector del automóvil en los Estados Unidos. El volumen de las deudas en el mercado del automóvil de ese país supera los 1200 millardos de dólares, un aumento del 70% desde 2010. El número de impagos ha comenzado a aumentar y ha alcanzado el 7,5% del total. En consecuencia, los grandes bancos que controlan el 30% de ese mercado intentan reducir su exposición a una burbuja que corre el riesgo de estallar |4|.

En los Estados Unidos, la deuda estudiantil ha superado los 1350 millardos de dólares en 2017 y el porcentaje de impagos alcanza a más del 11% |5|. Una burbuja inmobiliaria se ha formado en Canadá |6|. La deuda de las familias en los Estados Unidos ha superado a comienzos de 2017 el nivel que había alcanzado en 2008 antes de la quiebra de Lehman Brothers. El volumen total de la deuda de las familias se acerca a los 13 000 millardos de dólares. Sin embargo, los impagos son inferiores a lo que eran en 2008-2009.

A escala internacional, aunque el discurso dominante afirme que los bancos han saneado profundamente sus cuentas y que están preparadas para afrontar una degradación de la situación, hemos asistido estos últimos cuatro años a la prosecución de los rescates de bancos privados importantes, en particular en Europa (Austria, Portugal, Italia, España…). La solidez de su balance es completamente relativa y sus fondos propios reales no superan en general el 5% e incluso hay grandes bancos por debajo de esa ratio. La legislación está hecha para ayudar a los bancos a ocultar su situación real. Permite a los bancos declarar que alcanzan una ratio del orden del 10 al 12% y así aprobar los stress test que las autoridades de regulación organizan. Uno de los problemas más importantes de los bancos: el aumento de los impagos en su cartera de créditos (lo que se llama los NPL, los non performing loans). La importancia de los NPL lastra la situación de la mayor parte de los bancos italianos y ha provocado la quiebra en España del Banco Popular en mayo de 2017, uno de los principales bancos españoles.

Recordemos que antes de las quiebras de numerosos bancos en 2008-2009, el sector mostraba beneficios elevados. Lo mismo ocurre hoy.

La subida del endeudamiento privado en China es también un factor potencial de crisis. La prensa dominante que atrae la atención de la opinión pública en esta dirección no se equivoca completamente aunque está claro que prefiere desviar la atención de los elementos de crisis que afectan directamente a las economías occidentales.

Del lado de las grandes empresas privadas occidentales, como hemos mostrado en un artículo precedente, el recurso al endeudamiento es masivo. Desarrollan a fondo operaciones estrictamente financieras y especulativas endeudándose.

Por otra parte, a nivel mundial, las empresas del sector de la siderurgia se ven confrontadas a una sobreproducción. Las grandes empresas petroleras mundiales muestran una subida de sus beneficios pero hay que preguntarse si la subida del precio del barril de petróleo a 60 dólares (observada en octubre-noviembre 2017) no está también provocada en parte por una especulación sobre los stocks y compras futuras. El sector del automóvil conoce una sobreproducción aunque las ventas han recuperado un curso ascendente en gran medida favorecido por compras a crédito.


El coste de la protección contra el riesgo ha alcanzado un nivel históricamente muy bajo

Asistimos por parte de las grandes empresas capitalistas a tal apetito por correr riesgos que el coste para protegerse contra la posibilidad de un impago ha alcanzado un nivel extremadamente bajo. Es contrario al principio de precaución pero es completamente normal en la lógica capitalista. Dado que numerosos capitalistas (Apple y otros) buscan comprar títulos financieros de alto riesgo (junk bonds), las empresas frágiles que los emiten pueden proponer rendimientos más bajos que si la demanda de sus títulos fuera escasa. Así, los rendimientos ofrecidos sobre los junk bonds disminuyen, lo que no quiere decir en absoluto que tengan menos riesgos que antes. El precio de esos títulos deseados aumenta, el rendimiento ofrecido baja y el «mercado» considera que el riesgo disminuye, lo que es contrario a la realidad. En los Estados Unidos, en octubre de 2017, una empresa que quería protegerse contra un impago debía pagar un seguro (un Credit Default Swap, CDS) de un montante de 5,44 dólares para cubrir un riesgo de 1000 dólares en títulos financieros de riesgo. En 2008, en el momento de la crisis, había que pagar 27,80 dólares para cubrir el mismo riesgo.

Esto recuerda las triples A concedidas por las agencias de notación a los productos estructurados subprimes justo antes de la crisis.

Es también señal muy clara de una voluntad de asumir riesgos a fin de aumentar los rendimientos a corto plazo. Esta situación de seguridad aparente puede trastocarse rápidamente como nos enseña la historia del capitalismo.

Y en el caso de una crisis mayor, Jean-Claude Junker, Mario Draghi y Donald Trump podrán entonar juntos «Todo va bien, señora marquesa». A menos que seamos nosotras y nosotros quienes les cantemos esa copla.


Traducido por Alberto Nadal

Notas

|1| Letra y música de Paul Miskari, publicado en las ediciones Ray Ventura. Se puede ver y oir con subtítulos en español en https://www.youtube.com/watch?v=EEO…

|2| El BCE tenía, en octubre de 2017, 357 millardos de euros de corporate bonds, de los cuales 236 eran covered bonds, es decir, los títulos menos seguros. Fuente consultada el 9 de noviembre de 2017: https://www.ecb.europa.eu/mopo/impl… El BCE tiene un tercio del mercado europeo de los covered bonds (ver Financial Times del 27/07/2017)

|3| Fuente consultada el 9 de noviembre de 2017: : https://www.federalreserve.gov/rele…

|4| Financial Times, “US consumer debt pile deters big banks from $1.2tn car-loan market”, 30 mayo 2017.

|5| Federal Reserve Bank of New York

|6| Financial Times, “Canada’s housing rally owes a debt to Europe”, 27 julio 2017

Autor

Eric Toussaint es maître de conférence en la Universidad de Lieja, es el portavoz de CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia. Es autor de diversos libros, entre ellos: Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015,, Procès d’un homme exemplaire, Ediciones Al Dante, Marsella, 2013; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012. Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015. A pesar de ello, la comisión prosiguió sus trabajos y se constituyó legalmente como una asociación sin afán de lucro.

]]>
https://www.attac.es/2017/12/14/economia-internacional-todo-va-muy-bien-senora-marquesa/feed/ 0
China y el final de la economía global https://www.attac.es/2017/12/13/china-y-el-final-de-la-economia-global/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=china-y-el-final-de-la-economia-global https://www.attac.es/2017/12/13/china-y-el-final-de-la-economia-global/#comments Wed, 13 Dec 2017 06:00:55 +0000 https://www.attac.es/?p=48227 Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

La economía global estaría amenazada por la posible aparición de medidas neo-proteccionistas en los países del Primer Mundo, especialmente tras la reciente firma por Donald Trump de la orden ejecutiva “Buy American, Hire American” (compra americano, contrata americanos) así como por la posible retirada de EE.UU del Tratado Internacional suscrito por 195 países en el 2015 para reducir las emisiones contaminantes, conocido como Acuerdo del Clima de París.

¿Finiquito a los Tratados Comerciales Transnacionales?

La obsesión paranoica de las multinacionales apátridas o corporaciones transnacionales por maximizar los beneficios, (debido al apetito insaciable de sus accionistas, al exigir incrementos constantes en los dividendos), les habría inducido a endeudarse peligrosamente en aras del gigantismo mediante OPAS hostiles y a la intensificación de la política de deslocalización de empresas a países emergentes en aras de reducir los costes de producción (dado el enorme diferencial en salarios y la ausencia de derechos laborales de los trabajadores).

Así, el Tratado de Libre Comercio entre EEUU, Canadá y México (NAFTA o TLCAN), firmado por el Presidente Clinton en 1964 habría provocado que adultos blancos de más de 45 años sin estudios universitarios y con empleos de bajo valor añadido tras quedar enrolados en las filas del paro, habrían terminado sumido en un círculo explosivo de depresión, alcoholismo, drogadición y suicidio tras ver esfumarse el mirlo del “sueño americano”, lo que habría tenido como efecto colateral la desafección de dichos segmentos de población blanca respecto del establishment tradicional demócrata y republicano, por lo que Trump se propone renegociarlo.

Igualmente, la Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) sería la pieza central de Obama en su política de reafirmación del poder económico y militar en la región del Pacífico para hacer frente a la Unión EuroAsiática que inició su singladura el 1 de enero del 2015 , pero el Presidente electo de EEUU, Donald Trump incluyó en su programa electoral la salida de EEUU de dicha asociación. Finalmente, tenemos el TTIP (Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión entre EEUU y la UE) cuyas negociaciones deberían finalizar para principios del 2017 pues en teoría tan sólo implicaban la eliminación de aranceles, la normativa innecesaria y las barreras burocráticas pero la tardía reafirmación de la soberanía europeísta por parte del eje franco-alemán aunado con el retorno a políticas neo-proteccionistas por parte de Trump, lograrán que la niebla del olvido cubra con su manto el TTIP.

¿Hacia el Neo-proteccionismo?

Por otra parte, el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría entre EEUU-Rusia tras la crisis de Ucrania y la imposición de sanciones por UE-Japón-EEUU contra Rusia , marcarían el inicio del ocaso de la economía global y del libre comercio, máxime al haberse demostrado inoperante la Ronda Doha (organismo que tenía como objetivo principal de liberalizar el comercio mundial por medio de una gran negociación entre los 153 países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y haber fracasado en todos sus intentos desde su creación en el 2011. Así, asistiremos al finiquito de los Tratados Comerciales transnacionales (TTIP, NAFTA y TTP) y a la implementación por las economías del Primer Mundo de medidas proteccionistas frente a los países emergentes cuyo paradigma sería el establecimiento por la UE y EEUU de medidas antidumping contra el acero Chino con aranceles que oscilarán del 20% europeo al 500% estadounidense y que significarán el retorno al Neo-Proteccionismo económico.

Finalmente, tanto la UE como EEUU implementarán la Doctrina del “Fomento del Consumo de Productos nacionales” en forma de ayudas para evitar la deslocalización de empresas, subvenciones a la industria agroalimentaria para la Instauración de la etiqueta BIO a todos sus productos manufacturados, Elevación de los Parámetros de calidad exigidos a los productos manufacturados del exterior y la imposición de medidas fitosanitarias adicionales a los productos de países emergentes. Ello obligará a China, México, Sudáfrica, Brasil e India a realizar costosísimas inversiones para reducir sus niveles de contaminación y mejorar los parámetros de calidad, dibujándose un escenario a cinco años en el que se pasaría de las guerras comerciales al proteccionismo económico, con la subsiguiente contracción del comercio mundial, posterior finiquito a la globalización económica y ulterior regreso a los compartimentos estancos en la economía mundial.

¿Estallido de la burbuja de la Deuda china?

China estaría inmersa en una crisis económica identitaria al tener que implementar una amplia batería de reformas estructurales. Así, entre las fragilidades de su economía se encuentran la todavía limitada integración financiera internacional, su aislamiento y control del aparato estatal en el ámbito interno, así como una asignación de recursos económicos poco eficiente provocada por el paternalismo público y un insuficiente nivel de desarrollo de las redes de distribución, marketing y venta. Los desafíos están centrados en vencer la alta dependencia de China respecto de la demanda de las economías desarrolladas y la incierta capacidad de la demanda privada para tomar el relevo una vez que se agoten los estímulos públicos.

Respecto a América Latina y el Caribe, la contracción de la demanda mundial de materias estaría ya provocando el estrangulamiento de sus exportaciones y la depreciación generalizada de sus monedas debido a la fortaleza del dólar, lo que se traducirá en aumentos de los costes de producción, pérdida de competitividad, tasas de inflación desbocadas e incrementos espectaculares de la Deuda Exterior. Así, según la Directora Gerente del FMI, Lagarde, “la fortaleza del dólar junto con la debilidad de los precios de los productos crea riesgos para los balances y financiación de los países deudores en dólares”, de lo que se deduce que las economías de América Latina y Caribe estarán más expuestas a una posible apreciación del dólar y la reversión de los flujos de capital asociados, fenómeno que podría reeditar la “Década perdida de América Latina” (Década de los 80), agravado por un notable incremento de la inestabilidad social, el aumento de las tasas de pobreza y un severo retroceso de las libertades democráticas.

Por otra parte, los coqueteos con la recesión de países como Argentina, Rusia, Sudáfrica, Brasil y países subsaharianos debido al desplome de las commodities y el riesgo latente de una “tercera ola de la recesión” provocada por el estallido de la burbuja de la deuda china podría provocar que el estancamiento económico se adueñe de la economía mundial en el Trienio 2018-2020. Así, la decisión del Gobierno chino de poner freno al crecimiento descontrolado de la deuda tendría su reflejo en el anuncio del Banco Central de China(PBOC) de la retirada de inyecciones de capital para estabilizar el mercado, lo que aunado con al aumento de rentabilidad de los bonos( 4%) y un claro descenso del crecimiento de la masa monetaria, podría conllevar el estallido de la burbuja de Deuda y provocar un nuevo crash bursátil. Así, el índice CSI 300 tras lograr alzas anuales del 24%, habría sufrido su mayor caída en los últimos 17 meses (cerca del 3%), provocando entre los inversores el temor a que la economía se ralentice (crecimiento por decreto del 6,5 % anual).

Además, la inflación acelerará la subida de tipos de interés del dólar y del Euro en el 2018 haciendo que los inversionistas se distancien de los activos de renta variable y que los bajistas se alcen con el timón de la nave bursátil mundial, derivando en una psicosis vendedora que terminará por desencadenar el estallido de la actual burbuja bursátil ( el nivel suelo de las Bolsas mundiales, (nivel en el que confluyen beneficios y multiplicadores mínimos) en Mercados Bursátiles como Dow Jones, estaría a años luz de los estratosféricos techos actuales que recuerdan a escenarios previos al crack del 29).Dicho estallido provocará la consiguiente inanición financiera de las empresas y subsiguiente devaluación de sus monedas para incrementar sus exportaciones y tendrá como efectos benéficos el obligar a las compañías a redefinir estrategias, ajustar estructuras, restaurar sus finanzas y restablecer su crédito ante el mercado (como ocurrió en la crisis bursátil del 2000-2002) y como daños colaterales la ruina de millones de pequeños inversores todavía deslumbrados por las luces de la estratosfera, la inanición financiera de las empresas y el consecuente efecto dominó en la declaración de quiebras.

Analista internacional

]]>
https://www.attac.es/2017/12/13/china-y-el-final-de-la-economia-global/feed/ 0
“Es un hecho inédito y muy grave” https://www.attac.es/2017/12/12/es-un-hecho-inedito-y-muy-grave/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=es-un-hecho-inedito-y-muy-grave https://www.attac.es/2017/12/12/es-un-hecho-inedito-y-muy-grave/#comments Tue, 12 Dec 2017 08:00:07 +0000 https://www.attac.es/?p=48300 Entrevista a Bernard Cassen, fundador y presidente honorario de ATTAC – Página/12

El presidente de la asociación que busca poner un impuesto a las transacciones financieras está indignado con Macri por las restricciones y las deportaciones. “Nuestro combate fue siempre pacífico”, dijo.

Por Martín Granovsky

Ex director general de Le Monde Diplomatique, Bernard Cassen es el presidente honorario de ATTAC, sigla de la Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana. El propio Cassen la fundó en 1998 junto con su colega el periodista Ignacio Ramonet. Ni Cassen ni Ramonet se dedicaron jamás a lanzar arpones contra vallas policiales ni a levantar adoquines en las cumbres globales para arrojárselos a las fuerzas de seguridad. De ahí el asombro manifestado a PáginaI12 por Cassen ante la deportación de los delegados de todo el mundo.

El periodista francés mantuvo una conversación telefónica con este diario a las cuatro de la tarde del domingo parisino, las 12 del mediodía en la Argentina. Justo cuando el Gobierno comenzaba a revisar algunos casos después de notar que el conflicto diplomático con Noruega podía agudizarse y ampliarse a otros países. Tarde, porque la mayoría de los que reciban su permiso se habrán perdido como mínimo la Declaración Presidencial de Buenos Aires, un documento latinoamericano que coincidió en “la importancia de preservar y fortalecer” el sistema multilateral de comercio.

–¿ATTAC apoya las formas violentas de protesta?

–Nunca. Nuestro combate siempre fue pacífico. El Presidente Mauricio Macri deportó expertos y activistas a partir de una base falsa. Yo mismo estuve varias veces en la Argentina sin ningún problema.

–¿Cuándo fue la primera vez?

–En 1971.

–No había ATTAC en el mundo ni democracia en la Argentina.

–No, claro. Mire, en muchas cumbres hay grupos violentos. Los black bloc, por ejemplo, que actúan en Francia o en otros países. La típica imagen de los que usan la táctica de vestirse de negro y realizar acciones duras en medio de protestas contra la globalización. ATTAC nunca los apoyó. Macri cometió un acto ilegal, escandaloso, que revela un total desconocimiento de la política internacional. Es raro, ¿no? En París hubo actos violentos en las manifestaciones que organizamos recientemente contra la reforma que busca la flexibilización laboral. Pero los violentos no eran los manifestantes ni los dirigentes sindicales. Y a veces sucede que para la misma policía es difícil manejar a esos grupos pequeños. Los que no pudieron entrar a la Argentina ya estaban acreditados ante la OMC. O sea que el Gobierno argentino impidió la libre circulación de las personas. Un hecho inédito en este tipo de cumbres. Contraproducente para el Gobierno, a menos que busque algo. Qué busca, deben analizarlo los argentinos. Pero lo que pasó es muy grave y fue registrado por todos los medios de Europa y del mundo.

Origen

En la charla con PáginaI12 Cassen relató que decidieron fundar ATTAC hace 20 años, en medio de una de las grandes crisis financieras de los años ‘90, la de Asia.

–¿Justo cuando cayó la moneda tailandesa en julio de 1997?

–Ése fue el síntoma. Se trató de una crisis que arrastró a las economías asiáticas, primero, y luego se expandió por todo el mundo. Con Ignacio (Ramonet) seguíamos el tema en detalle desde “Le Monde Diplomatique”. Al año siguiente ATTAC empezó a funcionar. Nuestro objetivo era desarmar el peligroso mecanismo que se había generado. Pensamos que una de las formas era ponerles un impuesto a las transacciones financieras. La Tasa Tobin.

–¿Qué peligro querían desarmar, exactamente?

–La libertad total de circulación de todo tipo de capitales impulsada por los países centrales como parte del proceso de mundialización.

–¿La Organización Mundial de Comercio es uno de los ámbitos de esa globalización?

–Sí, por supuesto. Siempre participamos en las reuniones convocadas cada vez que había una cumbre de la OMC, con expertos en economía internacional o en foros paralelos. Nuestra tesis venía de una constatación: en la masa del capital que circula en el mundo solo una pequeña parte se dedica al comercio. La mayoría de esa masa se destina a la especulación. Y la situación es cada vez peor, por el apogeo de las sociedades offshore.

–¿Peor en cantidad o peor debido a la profundidad del daño que producen las sociedades registradas fuera de cada país?

–En los dos sentidos. No más del 4 o 5 por ciento de la gigantesca cantidad de dólares que circula libremente por el planeta es fruto de transacciones comerciales. James Tobin era un liberal que quería facilitar el comercio en el mundo. Ganó el Nobel de Economía. A nosotros nos preocupa más reducir los cimbronazos financieros y la especulación para usar el dinero en salud, en educación, en programas sociales que reduzcan la desigualdad y la pobreza, en el cuidado de la ecología.

Editorial

“Desarmar los mercados” se llamó, justamente, el editorial que publicó Ramonet en Le Monde Diplomatique en diciembre de 1997. Al final se preguntaba si no había llegado el momento de fundar una asociación civil a escala planetaria.

La Tasa Tobin sería uno de los instrumentos propuestos. Tobin, un norteamericano nacido en 1918 y muerto en 2002, Nobel de Economía en 1971, era un liberal que quería evitar las guerras cambiarias para que no dañasen el comercio. A Ramonet y a Cassen su idea de impuesto a las transacciones les resultaba interesante por el carácter práctico. Pero la meta era más amplia: en palabras de Cassen, como “un impuesto mundial en favor de la solidaridad”. A Tobin no le gustaba lo que pensaban Cassen y Ramonet. Se los dijo. Por eso, al final, la sigla ATTAC no incluyó ni la T de Tobin ni la T de tasa. Una T remite a “taxation”, palabra francesa que puede ser traducida como “tasación” o en mejor castellano como “imposición” o “tributación”. La otra T refiere a “transacciones”. Tobin ya no podía enojarse.

“Después del editorial de Ignacio muchísimos lectores nos empezaron a reclamar que formásemos ATTAC”, cuenta Cassen, que entonces era director general de la sociedad que publicaba Le Monde Diplomatique. “Nos dimos cuenta de que si no lo hacíamos nosotros lo harían otros. Y la fundamos, con mucho interés por parte de numerosas organizaciones, en especial sindicales.” Las dos primeras entidades que contactó Cassen fueron el Sindicato Nacional de Enseñanza superior y la Confederación Campesina. Le dijeron que sí.

La reunión preparatoria del lanzamiento de ATTAC se realizó el 16 de marzo de 1998. La asociación civil se constituyó el 3 de junio. En la primera comisión directiva, presidida por Cassen, participaron las dos principales centrales sindicales de Francia, la CGT y la CFDT. En ese momento Ramonet quedó como presidente honorario. El 9 de junio ATTAC se presentó públicamente en la Maison de l’Amérique Latine, el hermoso palacio del barrio de Saint Germain que aún hoy sigue siendo la sede de discusiones mundiales. El 4 de agosto ya tenía mil adherentes. En diciembre de 1998, cinco mil. Continuó creciendo y sobrevivió. Se extendió a muchos países, la Argentina incluida. Fue muy activa en los movimientos para que no se formase un Área de Libre Comercio de las Américas, la iniciativa de los Estados Unidos que terminó desmoronándose en Mar del Plata en 2005 por acción de los presidentes de la Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela. Que al establishment financiero ATTAC nunca le resultó simpática es algo sabido. Pero siempre habían guardado las formas. Ahora, ATTAC podrá incluir en su memoria institucional que un día de de diciembre de 2017, 20 años después del editorial escrito por Ramonet, se convirtió en un peligro físico para el gobierno conservador de un país sudamericano.

martin.granovsky@gmail.com

]]>
https://www.attac.es/2017/12/12/es-un-hecho-inedito-y-muy-grave/feed/ 0
Posicionamiento de ATTAC Argentina ante la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) https://www.attac.es/2017/12/12/posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc https://www.attac.es/2017/12/12/posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc/#comments Tue, 12 Dec 2017 06:00:49 +0000 https://www.attac.es/?p=48293 ATTAC/CADTM Argentina

Anoche, por televisión abierta y en horario principal, algunos conductores televisivos y periodistas expresaron sus opiniones respecto de una situación muy dura y compleja que se está viviendo en Argentina en estos días y, en especial, sus opiniones respecto de ATTAC como red altermundialista. En un contexto muy enrarecido que nuestro país actualmente atraviesa, se refirieron a todo el movimiento altermundialista en general, pero también a ATTAC en particular, como organizaciones violentas que «vienen a romper todo», olvidando la violencia cotidiana del orden contemporáneo y que sufren millones de personas. La conclusión a la que debemos llegar -si sus opiniones fueron de buena fe, claro- es que no tienen la más completa idea de lo que están hablando, confunden hechos y actores, y toman su trabajo con absoluta liviandad e irresponsabilidad hacia las personas que pretenden informar, que son ciudadanos como nosotros.

Del 10 al 13 de diciembre se llevará a cabo en la ciudad de Buenos Aires la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esta Ministerial reunirá no sólo a los delegados de 164 países, sino también a una extraordinaria cantidad de personas que se darán cita para seguir las negociaciones, intervenir en los debates, expresar sus puntos de vista y pujar por defenderlos. La OMC es una organización internacional insignia de la globalización neoliberal y capitalista, como de muchos de los cambios que han favorecido la concentración económica y desigualdad de las últimas décadas. Por ende, es un momento importante para la vida de millones aunque quizás no conocido por muchos de ellos.

Lo que se está viviendo en Argentina es inédito en la historia de la OMC, en sus 22 años de funcionamiento y en sus 10 Ministeriales previas: se está prohibiendo a un grupo de organizaciones no gubernamentales (ONGs) y personas a ingresar al país e impedirles participar de la Ministerial, aun cuando ellas ya se encontraban hacía meses acreditadas por la OMC para el evento. La propia OMC ha expresado su desacuerdo y esta decisión ha puesto al gobierno argentino ante un escándalo internacional que ocupa planas de la prensa mundial y que actualmente está llegando a ser parte de un conflicto diplomático. Nada indica que estas dos personas deportadas o las que se demoran en forma inexcusable para ingresar al país hayan participado de hechos de violencia.

Hasta el momento se han deportado a dos personas acreditadas a sus países respectivos: una ciudadana británico-canadiense y un ciudadano noruego, este último miembro de ATTAC Noruega.

Seguramente ATTAC no sea una organización conocida para muchos. Sin embargo sepan que, para quienes están en temas de globalización, negociaciones sobre comercio e inversiones, paraísos fiscales, lavado de dinero, deuda pública e inequidades sociales causadas por el sistema económico, ATTAC es una organización que muchos sí han oído hablar. La red ATTAC nació en Francia en 1998 formada por ciudadanos comunes con inquietudes sobre estos temas, funciona en Argentina desde fines de 1999 y se constituyó en un gran articulador del foro social Mundial desde el 2001 y de la campaña No al ALCA desde la misma fecha. ATTAC defiende el derecho a la libertad de expresión, aun entre quienes no acuerdan con la OMC o quienes quieran organizar la discusión al interior de la OMC.

No compartimos la política discriminatoria y antidemocrática del gobierno argentino, y mucho menos compartimos las expresiones de una parte no menor del periodismo que intenta utilizar el desconocimiento sobre los debates mundiales actuales y denigran a las organizaciones sociales frente a la opinión pública. Nosotros no infundimos temor a la sociedad. Nos expresamos libremente, de manera fundada, con datos y divulgamos información que no es conocida por la mayoría de la población, que no obstante paga por los costos del enriquecimiento de un 1% de la población mundial y a sus expensas. La desinformación y la explotación son las que arman el escenario para el miedo. Ni Sally Burton (periodista de la agencia ALAI América Latina), ni Petter Slaatrem (líder de ATTAC Noruega) venían a la Argentina «a romper todo», como se sostiene ante las cámaras. Es una pena el nivel del periodismo argentino si toman su trabajo así y no hacen más que manchar su propia profesión, lo cual es muy triste.

La OMC no posee departamento de migraciones, ni controla aeropuertos. Cualquier organismo internacional celebra acuerdos de sede (y si no lo hace, esto se rige por derecho internacional consuetudinario) cuyo objetivo es que, si un país se ofrece para realizar una conferencia internacional como ésta, debería hacer todo lo posible como para facilitar su realización. Ello incluye el respeto de los disensos sobre los propósitos que hacen al objetivo de la OMC. Pues en Argentina, en 2017, está ocurriendo todo lo contrario: se está aplicando una «lista de excluidos» contra ciudadanos nacionales y extranjeros para prohibirles su participación y que se expresen abierta y libremente. Es más, al denegar su ingreso al país impiden protagonizar la semana de acción global y la Cumbre de los Pueblos “Fuera OMC”.

Lamentamos mucho esta situación y rechazamos la política del gobierno argentino. Han colocado a la Ministerial de Argentina en los libros de historia como la primera Ministerial de la OMC en donde se prohibieron voces que fuesen disonantes al discurso de la globalización neoliberal y capitalista. Dan muestra de lo que son. Si la OMC realmente defendiera su discurso democrático, debería suspender esta Ministerial. No nos sorprende si decide no hacerlo. Y el gobierno de Argentina demuestra con su medida que desconoce lo que es organizar un evento internacional de estas características, que no puede manejarlo, y que no da las garantías para un debate mundial franco y abierto que incluya las opiniones críticas, adentro y afuera de la OMC, las cuales evidentemente no son toleradas. Así es como también Argentina asume la Presidencia del G20, y estas decisiones sientan un precedente que oscurece aún más a estos foros internacionales.

Por supuesto que dirán que no es así, que somos locos. Así es como se manejan: teniendo a la opinión pública como coto de caza. Nosotros/as seguiremos trabajando, investigando, difundiendo y colaborando con otras organizaciones con nuestro grano de arena que seguramente es pequeño, pero suficiente como para molestar el engranaje de los mercados financieros globales y los intereses de los poderosos. Se seguirá mintiendo, estafando, desinformando y negociando a las espaldas de la sociedad. Así es el mundo y el país que vivimos: injusto, en un camino hacia una crisis social y ambiental sin precedentes, y en donde son muchos los que quedan excluidos (y no por una lista ni a un evento). Por supuesto no estamos conformes con eso y por supuesto que peleamos y pelearemos para que otro mundo sea posible.

ATTAC Argentina

Buenos Aires, 9 de diciembre 2017.

]]>
https://www.attac.es/2017/12/12/posicionamiento-de-attac-argentina-ante-la-xi-conferencia-ministerial-de-la-organizacion-mundial-del-comercio-omc/feed/ 0
Una catástrofe anunciada y desdeñada https://www.attac.es/2017/12/11/una-catastrofe-anunciada-y-desdenada/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=una-catastrofe-anunciada-y-desdenada https://www.attac.es/2017/12/11/una-catastrofe-anunciada-y-desdenada/#comments Mon, 11 Dec 2017 06:02:06 +0000 https://www.attac.es/?p=48283 Alberto PirisComité de Apoyo de ATTAC España

El pasado 13 de noviembre se hizo público el Global Carbon Budget 2017 (Presupuesto global del carbono en 2017), un documento en el que han participado 77 investigadores de todo el mundo, pertenecientes a 57 organizaciones radicadas en 15 países.

Desde 2005 se cuantifican las emisiones de CO2 atribuyéndolas a la atmósfera, los océanos o la tierra, con lo que midiendo la perturbación que la actividad humana produce en el ciclo natural del carbono los investigadores pueden estudiar y catalogar los principales factores y procesos que intervienen en él.

En resumen, se miden las “entradas” y las “salidas” de CO2 en la atmósfera: aquéllas, producto de la actividad humana y éstas, causadas por la capacidad de almacenamiento de la tierra y los océanos.

Durante 2016, un 60% de las emisiones globales de CO2 correspondió a la suma de China (28%), EE.UU. (15%), UE (10%) e India (7%). Para 2017 se anticipa que, a causa de la utilización de combustibles fósiles (carbón, petróleo o gas), esas emisiones aumentarán en un 2%, lo que es ya una cifra inquietante, dado que va a ser el segundo año con mayor temperatura global media registrada después de 2016, que batió todos los registros históricos. Según un científico, esta predicción “revela un gigantesco salto atrás para la humanidad”, contraponiéndolo a la optimista frase de Neil Amstrong al pisar la Luna.

Todavía no existe la certeza de que este aumento no sea una anomalía temporal que sea seguida por una tendencia descendente o si por el contrario no anunciará el comienzo de una peligrosa fase de crecimiento desencadenado que traiga irreversibles consecuencias.

Una investigadora implicada en este proyecto declaró: “Las emisiones globales de CO2 parecen crecer de nuevo fuertemente tras tres años de estabilidad. Es tan urgente reducirlas que ya deberían estar disminuyendo”. Y comentó: “Se produjo un amplio movimiento favorable para firmar los acuerdos de París en 2005 sobre el cambio climático pero existe la sensación de que poco se ha avanzado desde entonces. Hay que tomárselos ya en serio y hacerlos realidad”.

También el pasado mes de noviembre se reunió en Bonn la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, que pretende impulsar a los Gobiernos del mundo hacia el cumplimiento de los citados acuerdos de París, que gracias a la acción concertada de todos los Estados intentan que el crecimiento global de la temperatura media no supere en más de 2ºC la temperatura media de la era preindustrial. Para conseguirlo, las emisiones podrían alcanzar un máximo en 2020, para decrecer rápidamente después.

Si el mundo se encamina hacia un calentamiento igual o superior a 3ºC, se avecinará una catástrofe ambiental que afectará a varios centenares de millones de habitantes en territorios que serán inundados al crecer el nivel del mar. Una organización estadounidense que estudia los efectos del cambio climático, Climate Central, difunde los resultados de sus análisis en forma de mapas y gráficos que muestran el resultado de la crecida del nivel del mar en distintas zonas del planeta y para distintos niveles de calentamiento global.

Casi todas las grandes ciudades costeras se verán afectadas, llevando a la desaparición práctica de algunas. Quizá hasta Trump (y sus descendientes) se sienta algo afectado al saber el riesgo de sus intereses turísticos en Florida, donde se prevé la inundación de una tercera parte de la superficie del Estado si el aumento global de la temperatura alcanza o supera 3ºC, según datos de la ONU.

Las temperaturas locales también variarán, según Climate Central. Por ejemplo: si la temperatura global supera 3ºC en 2100, las máximas veraniegas de Madrid alcanzarán un promedio de 36,4ºC, como es habitual hoy en el centro de Irak; pero si se limita a 2ºC, será de 32,7ºC, como ahora en Bamako, la capital de Malí.

En cualquier caso, la perturbación antropogénica del ciclo del carbono ya está produciendo sus primeros efectos, y un alto responsable de la agencia ambiental de la ONU declara: “Nos hallamos en una situación donde no estamos haciendo lo suficiente para proteger a cientos de millones de personas de un futuro miserable”. Una población que no solo sufrirá el riesgo de inundaciones y adversas condiciones climatológicas sino que al concentrarse en las ciudades, donde reside más de la mitad de los habitantes del planeta, sufrirá el efecto llamado de “isla urbana”, porque las ciudades alcanzan temperaturas de unos 7ºC más que el campo que las rodea. Los efectos que esto tendrá en la salud y la economía es algo que los Gobiernos de todo el mundo han de empezar a prever.

Esta es, pues, la crítica perspectiva que la ciencia plantea sobre una catástrofe anunciada pero desdeñada en el diario acontecer de los pueblos.

Publicado en República.com

]]>
https://www.attac.es/2017/12/11/una-catastrofe-anunciada-y-desdenada/feed/ 0
Macri deportó a miembro de ONG ……. https://www.attac.es/2017/12/10/macri-deporto-a-miembro-de-ong/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=macri-deporto-a-miembro-de-ong https://www.attac.es/2017/12/10/macri-deporto-a-miembro-de-ong/#comments Sun, 10 Dec 2017 06:00:52 +0000 https://www.attac.es/?p=48279 Macri deportó a miembro de ONG que lucha contra los paraísos fiscales y que logró en Noruega repatriar mas de u$s 85 mil millones proveniente de evasores
8 diciembre, 2017

EL DISENSO

Macri sigue sumando escándalos internacionales relacionados a la cumbre de la OMC. Esta madrugada, Cambiemos deportó al ciudadano noruego Petter Slaatrem Titland de la ONG ATTAC. En este informe de El Disenso te contamos porqué el gobierno le impidió la entrada al país a Titland: su ONG fue una de las razones por las que Noruega logró repatriar más de U$s 85 mil millones evadidos a paraísos fiscales.

Petter Slaatrem Titland, es el director de ATTAC Noruega, una ONG que brega por la aplicación de una tasa módica a la especulación financiera, conocida también como “Tasa Tobin”, con la finalidad de atacar uno de los pilares básicos del sistema, la libre circulación de capitales, arrojando “algunos granos de arena en el engranaje de estos movimientos de capitales devastadores”, permitiendo al mismo tiempo obtener recursos fiscales para combatir la pobreza. La Asociación por una Tasa a las Transacciones financieras especulativas para Ayuda a los Ciudadanos (ATTAC) nace en Francia en 1998, cuando el redactor jefe del periódico mensual francés Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, escribió el artículo de gestión “para desarmar los mercados“. La solución fue la creación de un movimiento mundial para el control democrático de los mercados financieros.

ATTAC tiene como objetivos:

  • Lucha contra la economía de la especulación internacional
  • Gravar los ingresos de capital
  • Suprimir los paraísos fiscales
  • Trabajar por un sistema de comercio e inversión internacional abierto, democrático y justo con oportunidades para la gobernanza política de las fuerzas del mercado para salvaguardar las necesidades sociales de los ciudadanos, la seguridad alimentaria y la utilización adecuada de los recursos
  • Apoyar la demanda de eliminación pública de la deuda pública en los países pobres y el uso de las libertades para el beneficio de la población y el desarrollo sostenible
  • Defender el sistema público de seguridad social y contrarrestar que se transfiera a fondos privados de pensiones basados ​​en posiciones financieras especulativas

Petter arribó a Ezeiza a las 16:30 del día de ayer y fue retenido por migraciones y trasladado a un cuarto. El ciudadano noruego logró comunicarse con la embajada y los funcionarios intervinieron en el conflicto agotando los carriles diplomáticos. El CELS le solicitó al Ministerio Público un defensor y presentó un Habeas Corpus. La hora de deportación de Petter estaba pautada para las 4 de la mañana, pero ante la celeridad de la movida judicial para permitirle acceso, no solo a la cumbre sino también a los múltiples eventos que se realizan en paralelo en diferentes universidades, el gobierno adelantó la deportación embarcando al Director de ATTAC hacia Brasil a las 2 de la mañana.

Desde El Disenso fuimos el primer medio argentino en dar a conocer que el gobierno de Cambiemos bloqueó de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio de la próxima semana en Argentina a 63 delegados sindicales, observadores y representantes de ONGs. El hecho, que no registra precedentes, motivó a que el director de Global Justice Now solicite públicamente que se mueva la cumbre a otro país y que se reconsidere la ubicación del G20 para el próximo año acusando al presidente Macri de no respetar ni la democracia ni el pluralismo, alertando además sobre una posible represión a manifestantes en el marco del evento internacional.

Gracias a las propuestas de la ONG ATTAC y similares, y de la acción comprometida de ciudadanos como Petter, el gobierno noruego a través de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) instauró un impuesto a los bienes fugados, que motivó a los evasores a repatriar inmediatamente su dinero. Este lunes se conoció que el gobierno noruego logró recuperar fondos fugados a paraísos fiscales por un monto de u$s 85.400 millones.

Según las explicaciones oficiales de la Cancillería Argentina, el gobierno le prohibió la entrada a estas ONGs luego de revisarles las redes y concluir que poseen “vocación de generar esquemas de intimidación y caos“ y que “En función de la calificación de tales antecedentes, la organización local ha entendido oportuno indicar que las personas asociadas a tales propuestas disruptivas y/o violentas no podrían ser acreditadas para ingresar al recinto de reuniones de la Conferencia Ministerial“.

Es que en tiempos de un gobierno “Offshore”, no hay nada más disruptivo y violento que la lucha contra los paraísos fiscales y los evasores.

Nota: Agradecemos a la Dra. Beatriz Busaniche, Presidente en Fundación Vía Libre.

]]>
https://www.attac.es/2017/12/10/macri-deporto-a-miembro-de-ong/feed/ 0
La deuda ha jugado un papel determinante en la historia https://www.attac.es/2017/12/09/la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia https://www.attac.es/2017/12/09/la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia/#comments Sat, 09 Dec 2017 06:00:36 +0000 https://www.attac.es/?p=48272 Eric Toussaint - CADTEM

En toda una serie de acontecimientos históricos mayores, la deuda soberana era un elemento determinante. Fue el caso, a partir de comienzos del siglo XIX, en los Estados que luchaban por su independencia, en América latina desde México a Argentina, o Grecia. Para financiar la guerra de la independencia, esos países nacientes contrajeron préstamos con los banqueros de Londres en condiciones leoninas, que les condujeron en realidad a un nuevo ciclo de subordinación.

Otros Estados perdieron completamente, de forma oficial, su soberanía. Túnez tenía una autonomía relativa en el Imperio otomano, pero se había endeudado con los banqueros de París. Claramente, utilizando el arma de la deuda, Francia justificó su puesta bajo su tutela, y su colonización. Diez años más tarde, en 1882, Egipto perdió también su independencia, primero ocupado por Gran Bretaña que quería recobrar las deudas contraídas por el país con los bancos ingleses, antes de ser transformado en colonia.

No se trata de un complot global y sistemático. Cuando los republicanos independentistas griegos y latinoamericanos acudieron a Londres para tomar prestados fondos, lo que iba a ocurrir luego no estaba previsto por la monarquía británica. Pero las grandes potencias percibieron muy rápidamente el interés que podían tener en el endeudamiento exterior de un país para justificar una intervención militar y una puesta bajo tutela, en una época en la que estaba permitido hacer la guerra para recuperar una deuda. 

La crisis de la deuda griega del siglo XIX presenta similitudes con la crisis actual

Los problemas comenzaron como consecuencia de la primera gran crisis bancaria internacional, que estalló en Londres en diciembre de 1825. Los bancos, debilitados, no quisieron seguir prestando, igual que tras la crisis de Lehman Brothers en 2008. Los Estados nacientes como Grecia habían tomado prestado en condiciones tan abusivas, y los montantes percibidos eran tan bajos en relación a los montantes realmente tomados prestados, que eran incapaces de devolver sus créditos sin nuevos préstamos. Cuando los bancos dejaron de prestar, Grecia no fue ya capaz de refinanciar su deuda. Sus reembolsos se interrumpieron en 1827.

Es ahí donde el “sistema deuda” se parece al de hoy: las monarquías francesa, británica y el zar de Rusia -la “Troika”- se pusieron de acuerdo en conceder un préstamo a Grecia y le permitieron nacer como Estado independiente, lo que les vino bien, pues desestabilizaba al Imperio otomano. A cambio, firmaron en 1832 un “convenio sobre la soberanía de Grecia”. Creaba en Grecia una monarquía, cuando los independentistas querían una República. El rey elegido, Otón I, era un príncipe bávaro de 15 años, que no hablaba griego y jamás había puesto sus pies en Grecia. El documento estipula que esta monarquía tenía como deber consagrar prioritariamente en su presupuesto el reembolso de una deuda contraída con las tres potencias, vía el banco Rothschild de Paris, a fin de reembolsar a los banqueros londinenses. Los gastos asumidos por la troika para instalar esta monarquía, con el reclutamiento de 3500 mercenarios bávaros para hacer una guerra “de independencia”, debían también ser reembolsados por Grecia.

Muestro así que a comienzos del siglo XIX, solo el 20% del montante prestado a Grecia llegó efectivamente a Grecia. El resto fue a las comisiones cobradas por el banco Rothschild, al pago de los mercenarios, a sus gastos de desplazamiento a Grecia y a otros gastos para la instalación de la monarquía.

Luego Grecia vivió en una situación de subordinación permanente. Cayó en ella de forma aún más fuerte a partir de 2010. De nuevo, se reunieron poderes públicos para recaudar  fondos que sirvieran para reembolsar a los acreedores privados. En este caso, los bancos franceses, alemanes, belgas y holandeses.

La historia muestra igualmente una especie de alianza objetiva entre las clases dominantes de los países endeudados y los Estados prestamistas

No podemos comprender la historia del sistema sin considerar el papel de la clase dominante local. Esta empuja a las autoridades a pedir prestado en el interior y en el extranjero, pues el préstamo  contribuye a que los impuestos, que pesan sobre la burguesía, no sean elevados. Se comporta también como rentista, invirtiendo ella misma en los bonos de Estado emitidos por su país.

Cuando el régimen del liberal-demócrata mexicano Benito Juárez repudió una parte de las deudas contraídas anteriormente por los conservadores, algunos burgueses demandaron la naturalización francesa, a fin de que Francia interviniera militarmente para derrocarle, en nombre del reembolso a sus ciudadanos.

Sigue ocurriendo hoy. A finales de 2001, cuando Argentina suspendió el pago de su deuda, la burguesía argentina se ofuscó, porque una gran parte de la deuda emitida por Wall Street estaba en manos de capitalistas argentinos.

La noción de deuda “odiosa”, nacida en los años 1920, no provenía de la izquierda, de aquellas personas a las que hoy llamamos “altermundialistas”. ¿De dónde viene?

Durante el siglo XIX, hay una serie de repudios de la deuda. En particular en los Estados Unidos. En 1830, cuatro Estados de los Estados Unidos se ven afectados por disturbios sociales que derrocan a sus gobiernos corrompidos y repudian la deuda que éstos habían contraído con banqueros corruptos. Los proyectos de infraestructuras que supuestamente debía financiar no fueron realizados a causa de la corrupción.

En 1865, cuando los “nordistas” ganaron contra los “sudistas”, decretaron que estos últimos debían repudiar las deudas contraídas con los bancos para financiar la guerra (es el contenido de la 14ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos). Una deuda considerada como “odiosa”, pues fue contraida para defender el sistema esclavista.

A finales del siglo XIX, los Estados Unidos rechazaron igualmente que Cuba, independiente como consecuencia de su intervención militar, reembolsara la deuda que España había contraído en Paris en nombre de su colonia. Los Estados Unidos la consideraron como “odiosa”, pues sirvió para financiar la dominación de Cuba y las guerras que los españoles realizaron en otras partes.

Y cuando en 1919, Costa Rica repudió una deuda contraída por el exdictador Tinoco, en beneficio exclusivo de su familia, fue un antiguo presidente de los Estados Unidos quien intervino como árbitro y ratificó el repudio. Pues el dinero tomado prestado estaba destinado a intereses personales.

Sobre la base de toda esta jurisprudencia un jurista ruso, exiliado tras la revolución bolchevique, elaboró una doctrina jurídica. Afirmaba que un Estado sigue estando comprometido por las deudas contraídas por el régimen anterior, pero añade una excepción: si la deuda ha sido contraída contra el interés de la población y los acreedores eran conscientes de ello, o habrían debido serlo haciendo las comprobaciones oportunas, puede ser decretada odiosa y ser repudiada.

Esta doctrina emana pues de un profesor conservador, que quería defender los intereses de los acreedores, pero igualmente decirles que hay que prestar atención y mirar para quién y porqué prestan. Confirma, al hacerlo, que hay claramente una posibilidad para los Estados de repudiar una deuda si ésta es odiosa.

La deuda griega es “odiosa”

La Troika reclama desde 2010 a Grecia préstamos que fueron claramente concedidos contra el interés de la propia ciudadanía griegas, puesto que se le impusieron medidas que degradaron el ejercicio de sus derechos fundamentales y de sus condiciones de vida. Se ha demostrado que el dinero prestado partió inmediatamente hacia los bancos extranjeros o griegos responsables de la crisis. Y se puede probar que los gobiernos de la Troika eran perfectamente conscientes de ello, pues fueron ellos los que dictaron el contenido del memorándum. Fueron sido actores directos.

Tras un repudio,  los Estados pueden encontrar bancos dispuestos a prestarles

La idea extendida según la cual un Estado no puede repudiar su deuda so pena de no poder ya pedir prestado se muestra en realidad falsa. México, por ejemplo, repudió su deuda en 1861, 1867, 1883, 1913 y en cada ocasión encontró nuevos prestamistas. Porque ciertos bancos no dudan en implicarse cuando ven que un país ha recuperado una buena salud financiera suspendiendo el pago de la deuda o repudiándola.

Portugal en 1837 repudió su deuda. Esto no le impidió contraer 14 préstamos sucesivos con los banqueros franceses. Los Soviets repudiaron en febrero de 1918 las deudas contraídas por el Zar porque habían servido para hacer la guerra. Se decretó un bloqueo, pero fue levantado después de 1922, porque los británicos decidieron prestarles para que Rusia comprase material británico. Alemania, Noruega, Suecia y Bélgica siguieron el ejemplo. Incluso Francia renunció al bloqueo, cuando 1,6 millones de franceses habían comprado títulos rusos al Crédit Lyonnais, repudiados tras la revolución. Fueron los grandes productores de la metalurgia francesa quienes presionaron para que Francia prestara a los soviets, pues veían que las compras les pasaban ante sus narices.

Conclusión : La anulación de la deuda ilegítima es una condición indispensable para liberar medios para poner en pie una política de transición ecológica. ¡Pero es insuficiente! Repudiar deudas y no realizar otras políticas referidas a los bancos, la moneda, la política sobre los impuestos, las prioridades de inversión y la democracia… sería volver a un ciclo de endeudamiento. El repudio debe inscribirse en un plan de conjunto.

Autor del libro ‘Le système dette. Histoire des dettes souveraines et de leur répudiation’, Les liens qui libèrent, 2017. El libro sera publicado por Icaria en Enero 2018.

]]>
https://www.attac.es/2017/12/09/la-deuda-ha-jugado-un-papel-determinante-en-la-historia/feed/ 0